Editorial

Lic. Yolanda Guzik


Una convención más que pudimos realizar, y todo lo que podemos decir es: ¡Gracias!!! Gracias Señor por permitirnos a pesar de todos los obstáculos seguir adelante y perseverar hasta este día. Sin la ayuda de D-os, hace mucho que esta obra hubiera acabado, porque la verdad, no ha sido fácil: sin recursos económicos, soportando la incomprensión por parte de unos y de otros y un sinnúmero de problemas que a lo largo de todos estos años hemos enfrentado. Sin embargo todo ha valido la pena, sabemos que trabajamos para el Rey de Reyes y Señor de Señores, y que servirlo a Él es un privilegio. Sabemos además que todo en la vida tiene su tiempo, todo tiene sus etapas, ahora vienen tiempos de crecer, de dar fruto,  nosotros no nos hemos cansado de sembrar y la cosecha está madurando. Que los tiempos buenos no nos tomen por sorpresa, ¡Estemos preparados!  

     En esta publicación  podrán leer toda la reseña de esta hermosa convención y disfrutar de las fotos que hemos escogido, para que se den una idea más clara de lo maravilloso que fueron esos días. Por cierto, el año próximo celebraremos nuestra convención número veinticinco, así que será algo muy especial.  Además entre los conferencistas invitados tendremos a Paul Wilbur, quien a partir de marzo de este año tomó el cargo de Director Ejecutivo de la Alianza Internacional (IMJA).  Inscríbete a MASHIACH 2014 y aparta ya tu lugar.

      No perdamos de vista que la situación en el Medio Oriente es una bomba de tiempo que podría estallar en cualquier momento: La guerra que enfrenta Siria desde hace ya dos años parece no tener fin, al contrario, las cosas se han complicado, pues varios grupos terroristas, entre ellos Al Quaeda, han aprovechado el conflicto para sus propios intereses.  Todos estos grupos fundamentalistas islámicos que operan en Medio Oriente coinciden en una sola cosa: Quieren  la destrucción del Estado Judío. También Egipto vive una situación muy particular y muy lamentable, pues  mientras la mayoría pensó que destituyendo a Hosni Mubarak y eligiendo un nuevo gobierno a la manera democrática  iba a empezar un camino de paz y prosperidad para Egipto, la realidad ha estado muy lejos de esos deseos; por el contrario, la pobreza ha aumentado, ha prevalecido la violencia y se han intensificado los ataques hacia la minoría cristiana.  El punto a tener en cuenta es que aún existen dos fuerzas dignas de mención en Egipto: el ejército y los Hermanos Musulmanes. Y El predicador de la Hermandad Musulmana, el jeque Yusuf al-Qaradawi, ha llamado a una jihad (guerra santa) contra el nuevo régimen de Egipto. Tal escenario sería aún más catastrófico para todos los egipcios. Tal parece que leemos en los diarios Isaías 19.

      Por otro lado nada ha cambiado en el nuevo gobierno iraní, Hasán Ruhaní su nuevo presidente manifestó: "El régimen sionista es una herida que desde años está en el cuerpo del mundo islámico y debe ser eliminada” ¿Así o más claro?

     La Biblia nos insta a orar por la paz de Israel y por la paz de Jerusalén. La oración en el nombre de Yeshua es poderosa. Oremos también por todos los soldados israelíes, que valientemente y día a día exponen su vida. Ellos son como diría el Rey David: “Los escuadrones del Dios viviente”.

     Algo que nos llena de alegría es que este mes de agosto en Haifa, tuvo lugar una convención de judíos mesiánicos israelíes y árabes cristianos, en la cual estrecharon lazos fraternales de amistad, estudiaron juntos las Sagradas Escrituras y adorarán juntos al Señor. Solo Yeshua,  quien es Mesías y Príncipe de paz puede traer la verdadera paz a Medio Oriente (y al mundo entero). Si tu corazón aún está inquieto y sin paz, pídele a Yeshua que venga a ti, a tu corazón y te llene de su paz. Verás la diferencia.

 

SHALOM

 

Lic. Yolanda Guzik

yolandaguzik°hotmail.com