EL MESÍAS EN EL TANAJ V Parte

Yolanda Guzik


Hablar acerca de Mashiach es fascinante, es un tema que nos da horas interminables de conversación, sin embargo, para saber cuál es el papel del Mesías y cómo hemos de reconocerlo, tenemos que recurrir a las Escrituras. La Biblia no se contradice, invariablemente un versículo encaja con otro, un profeta complementa al otro, es como un grande y hermoso rompecabezas, en el que vamos uniendo todas las piezas hasta que la figura del Mesías es visible para cada uno de nosotros, pero poder verlo es algo personal, que requiere fe y humildad, ¡pero qué alegría tan grande es al fin poder encontrarlo!

Echemos un vistazo a algunos versículos y vayamos armando el rompecabezas:

En el Salmo 22 el Rey David profetizó del Mesías y hablando en primera persona declaró:"Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?
¿Por qué estás tan lejos de mi salvación, y de las palabras de mi clamor?"Cerca de la hora novena, Yeshua clamó a gran voz, diciendo: Elí,
Elí, ¿lama sabactani? Esto es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?(Mateo 27:46)

-"Más yo soy oprobio de los hombres, y despreciado del pueblo. Todos los que me ven me escarnecen; Estiran la boca, menean la cabeza, diciendo: Se encomendó al Eterno; líbrele él; puesto que él se complacía".(Salmo 22)."Y los que pasaban le injuriaban, meneando la cabeza también los
principales sacerdotes, escarneciéndole con los escribas y los fariseos y los ancianos, decían: "Confió en Dios; líbrele ahora si le quiere; puesto que en él se complacía"
(Mateo 27:39,41,43).

-"Mi corazón fue como cera, Derritiéndose en medio de mis entrañas. Como un tiesto se secó mi vigor, y mi lengua se pegó a mi paladar, Y me has puesto en el polvo de la muerte . Porque perros me hanrodeado; me han cercado cuadrillas de malignos".

En estos versículos del salmo 22 podemos imaginar a Yeshua en la cruz
rodeado por los soldados, y por la gente del pueblo que se burlaba de
él, incluyendo a los líderes religiosos de su época.Y este Salmo continúa diciendo:"Horadaron mis manos y mis pies. Contar puedo todos mis huesos; entre tanto ellos me miran y me observan Repartieron entre sí mis vestidos y, y sobre mi ropa echaron suertes."

Es de todos sabido que las manos y los pies de Yeshua fueron clavados a una cruz, y además los soldados se repartieron sus vestidos, echando suertes para ver qué se llevaría cada uno. Aunado a este hecho, es importante destacar que ninguno de sus huesos fue quebrado: "Vinieron pues los soldados, y quebraron las piernas al primero, y asimismo al otro que había sido crucificado con él. Mas
cuando llegaron a Yeshua, como le vieron muerto, no le quebraron las
piernas."
Así también se cumplen las Escrituras que dicen"No será
quebrado hueso suyo"
Salmo 34:20.

Quiero concluir con estos versículos que se encuentran en el Tanaj (Isaías cap. 53), que tiene mucho que ver con lo anterior y es por demás muy revelador:


v.3) Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto: y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado y no lo estimamos.

v.4) Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.
v.5) Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.

v.6) Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó de su camino; mas el Eterno cargó en él el pecado de todos nosotros"

¿Los habías leído antes?Continuará

Nota:si nos has leído la parte I, II, III y IV lo puedes hacer en nuestra página en la redwww.ajmm.org.mxoprime el botónChalutzim, donde encontrarás nuestra hemeroteca.


Yolanda Guzik: yolandaguzik@hotmail.com