MEDITANDO EN LA SINAGOGA
EL DIOS DE ISRAEL
-TAN CONOCIDO, PERO TAN DESCONOCIDO-

Rabino Manuel Hernández G.


Parece un sinsentido, una afirmación absurda, ¿cómo que tan conocido, pero tan desconocido? En el caso de D-os, el Dios de Israel, lamentablemente así ha venido ocurriendo en las últimas décadas, no se diga en esta era posmodernista, en la que de todo se habla y de muy poco hay sostén de lo que se dice.

     Las legiones de enemigos de D-os, de ateos declarados y otros simplemente descreídos, a secas, son cada vez más y más agresivos. Su lengua como advierte la Escritura se levanta contra el cielo y contra el Señor, a quien en su soberbia retany vociferan en su contra, regodeándose en su limitado conocimiento, pero sobrado de engreimiento intelectual:

 

     “Se mofan y hablan con maldad de hacer violencia;

       hablan con altanería.

       Ponen su boca contra el cielo, y su lengua pasea la tierra…

       Y dicen: ¿Cómo sabe Dios?

       ¿Y hay conocimiento en el Altísimo?

Salmo 73:8,9,11

 

Para agravar este clima espiritualmente adverso para la humanidad, en las universidades, preparatorias, y secundarias, la mayoría de los profesores les enseñan y aseguran a sus alumnos que “D-os no existe”;aseveración atrevida y sin sustento, que además de hacer un daño terrible a los muchachos, lo cierto es que no tienen derecho alguno a decírselos (al no estar en condiciones de decidir por ellos mismos, ni contar con la información y conocimientos necesarios). El laicismo no significa estar en contra de D-os y dela fe. Significa mantener las cosas de la fe apartadas de la educación escolar y del gobierno (para remitirla al hogar y a los templos). Punto.

     En libros, en la televisión, la radio y la prensa, no son pocos los comunicadores y periodistas que se burlan cotidianamente de D-os y hacen escarnio de la fe (incluyendo en su desatino la mofa contra aquellos que la poseen y confiesan). Ni qué decir de actores de cine y teatro, que de continuo toman a D-os y a la Biblia como centro de sus temas, no como apologistas, sino exactamente lo contrario. Es la moda, posición de avant-garde, según ellos.

    Y por si no fuera suficiente con este cuadro desalentador, entre los líderes de la religión abundan los que tienen indignado al mundo a causa de sus escándalos y perversiones (que muestran que nunca han sido en realidad siervos del Señor); sin desatender el hecho que un gran sector de este selecto grupo, tampoco cree en D-os y su preparación ministerial deja mucho que desear, además de que en otros es deprimente, por no decir nula (en cuanto a la ortodoxia y las doctrinas fundamentales).

     Por esta causa es que el Mesías Yeshua reprendió duramente a los líderes religiosos de su generación diciéndoles que eran “ciegos, guías de ciegos” y que “si un ciego guiaba a otro ciego, ambos caerían al hoyo” (Mat 15:14) ¿Más claro? ¡No se puede!

     Se tiene que señalar, por tanto, que la soberbia humana no tiene límites. En la actualidad cualquiera se atreve a hablar negativamente de D-os, incluso a pontificar, sin haber leído jamás la Biblia. Libro único en el cual el D-os de Israel se ha revelado y en cuyas páginas se puede leer como es Él, qué atributos tiene, cuando nos creó, para qué nos creó, cuándo y por qué nos rebelamos contra Él (lo que se conoce como «la caída»), qué plan implementó para rescatarnos, como se desarrolló este plan a través de miles de años, qué significó el anuncio de un Mesías que vendría y para qué, porqué Yeshua (Jesús), es el único judío en el que se cumplieron las profecías mesiánicas, y por qué razón es imposible que se cumplan en nadie más, además de establecer con precisión el porqué y para qué ha de venir de nueva cuenta.

    Y no obstante todas estas cosas y respuestas fundamentales, que dicho sea de paso, son parte integral del mensaje divino en el que se refleja su amor, sabiduría y poder, vemos, leemos y escuchamos a diario, a los lengua suelta que pasean su lengua contra el Altísimo, a quien en su arrogancia retan o acusan sin derecho y sin causa ¿Podrá el hombre acusar a Dios de lo que el hombre mismo ha causado?

    A través de los siglos grandes hombres y grandes pensadores expresaron su confianza en Dios y dieron testimonio de su grandeza. Muchos de los vociferantes de hoy en día quedarían mudos ante hombres de esa talla, ante inteligencias muy superiores a ellos, ni qué decir lo que les sucedería ante el Creador.Sus argumentos, producto de su soberbia, de un materialismo engreído y de un razonamiento no madurado, caerían de inmediato ante el peso de la verdad. El universo entero les reclamaría su necedad, pues viendo no quieren ver, ni qué decir entonces de su desconocimiento y rechazo a la verdad revelada.

Como decía Francis Bacon: “poca ciencia aleja muchas veces de Dios, y mucha ciencia conduce siempre a Él”. ¿Podrá, quien desconoce la ciencia de la Teología descalificarla, cuando por muchos siglos fue la reina de la ciencias? Y no se está hablando de los abusos religiosos ni de dogmas para imponer criterios clericales acomodaticios o de corte político. La referencia es hacia la ciencia que estudia la revelación divina contenida en la Biblia y como ésta maravillosa disciplina puedemostrar a todo aquel que esté dispuesto ?con sinceridad de corazón?: los tesoros espirituales escondidos a los incrédulos, a los rebeldes a D-os; que de entrada lo hemos sido todos, pero que arrepentidos y dispuestos a buscarle El se encarga de salir a nuestro encuentro, de mostrarse a través de este milenario y bendito libro y hablar a nuestro corazón, de hacernos saber y sentir su amor paternal, poderoso, eterno y transformador, de conceder sentido existencial y esperanza cierta a todo el que le busca.

     ¿Acaso los altaneros ateos del siglo veintiuno son más inteligentes y sensatos que los pensadores que a continuación señalamos?, hombres de quienes tomamos algunas de sus reflexiones, o de comentarios acerca de ellos:

 

Resultado de imagen para gilbert k chesterton G.K. Chesterton:“Mucho más fácil es ser loco; mucho más fácil ser hereje. Sumamente cómodo es dejar que el tiempo siga su curso; lo duro es conservar bien el propio… Caer siempre es fácil: se cae por una infinidad de ángulos; solo en uno es dable sostenerse. Dejarse ganar por cualquiera de esas torpezas, desde el gnosticismo hasta la llamada Ciencia Cristiana, hubiera sido lo más cómodo y llano. Pero haberse salvado de todo eso es la más gallarda aventura, y a mis ojos aparece el carro celeste volando por entre los siglos con cortejo de truenos; torciéndose abajo las torpes herejías, y revuelta, pero siempre firme, la verdad” (Ortodoxia, FCE., pág. 199)

 

Resultado de imagen para c.s. lewis

C.S.Lewis:“Tal vez nos sintamos inclinados a disentir de Él. Pero hay una dificultad acerca de disentir de Dios. El es la Fuente de donde proviene todo vuestro poder razonador: no podríais tener razón y estar Él equivocado del mismo modo que un arroyo no puede subir más alto que su propio manantial. Cuando argumentáis en Su contra, estáis argumentando en contra del poder mismo que os capacita para argumentar; es como cortar la rama del árbol en la que estáis sentados” (Mero Cristianismo, Harper Collins, pág. 65)

Resultado de imagen para martin luther king Martin Luther King:“He conocido pocos días plácidos durante estos últimos años. He estado encarcelado en Alabama y en Georgia doce veces. Dos veces han arrojado bombas contra mi casa. Apenas pasa día sin que mi familia o yo seamos objeto de amenazas de muerte. He sido víctima de un apuñalamiento casi fatal. Así, en un sentido real he sido acosado por las tempestades de la persecución. He de confesar que, a veces, he tenido la impresión de que no podría soportar por más tiempo un fardo tan pesado y me he sentido tentado a retirarme a una vida más tranquila y serena. Pero cada vez que me asaltaba aquella tentación, algo fortalecía mi decisión. Ahora sé que la carga del Maestro es ligera precisamente porque nosotros aceptamos el yugo… En los angustiosos momentos de estos últimos años también me he acercado más a Dios. Estoy más convencido que nunca de la realidad de un Dios personal… Dios ha sido profundamente real para mí en estos años. En medio de días solitarios y las noches espantosas, he sentido una voz interior que decía: «Valor, estaré contigo» (La Fuerza de Amar, Ayma, Ed., págs. 157-158).

 

Imagen relacionada Charles Colson (escritor, asesor del ex Presidente Richard Nixon): “Dios también transformó mi mente. Fui un buen estudiante y me gradué con las mejores calificaciones en la facultad de derecho. Pero aquello era solo una preparación, un anticipo de lo que es abrir la mente a las cosas de Dios. Desde mi conversión, mi apetito por aprender ha sido insaciable. Estudié historia, teología y todo lo que caía en mis manos. Cada día algo Nuevo y reciente que descubro en la creación de Dios incentiva mi curiosidad” (La Vida Buena, pág. 390)

 

 

 

El prolífico teólogo inglés J.I. Packer, un nonagenario de testimonio intachable, de pensamiento claro y miras espiritualmente elevadas, considera que parte de este grave problema de debe a la falta de visión de teólogos, predicadores y escritores (cristianos; aunque yo me atrevería a agregar a los escritores judíos a su lista):

 

?”La función de ellos es detectar y eliminar la contaminación intelectual y garantizar… que la verdad vivificante de Dios fluya pura y sin veneno hacia los corazones cristianos. Su llamado los obliga a actuar como ingenieros de agua de la iglesia, buscando mediante su predicación, enseñanza, y exposición bíblica que el flujo de la verdad sea fuerte y constante; pero quieroretratarlos, particularmente, como eliminadores de aguas residuales espirituales”.

 

    Y es que, el ateísmo desbordado, ha contaminado las aguas de vida del manantial de D-os, de manera que se requiere que como dice Packer, teólogos, predicadores y escritores, yo agregaría rabinos y líderes del judaísmo, nos avoquemos a limpiar esas aguas para que una vez purificadas Israel pueda beber y conocer a su D-os, pues como lo prometió el Mesías YESHUA y con esto concluimos: “El que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna” (Yohanán-Juan 4:14).

 

NOTA:si algún lector tuviera alguna inquietud espiritual o pregunta acerca de este u otros artículos, por favor escríbame.

______________

El rabino Manuel Hernández Gómez: es Abogado, con Licenciatura y Maestría en Teología (Universidad FLET, Miami). Es titular de la Sinagoga Yeshua Ben David de Guadalajara, México.

Email: mahergo50@hotmail.commahergo1950@gmail.com