Editorial


Queridos hermanos y amigos, considero de suma importancia para todo ser humano darse el tiempo necesario para reflexionar, para hacernos preguntas que nos lleven a encontrarle las respuestas a la vida y quitarle esa capa superflua y vana que el mundo postmodernista nos ofrece.

     Creo que una pregunta valida y muy necesaria que reclama por una respuesta en estos días de confusión es: ¿Y cuál es el camino?  Si, ¿por cuál camino podemos encontrar la verdad? ¿Por cuál camino se puede llegar a D-os? ¿Cuál es ese camino que conduce al hombre con certeza a la vida eterna? ¿Qué dice la Biblia acerca de todo esto?.

    Teniendo en mente éstas y otras preguntas interesantes y profundas que agobian a la humanidad –que en su mayoría no tiene una respuesta o quizá equivocada-,  es que la AJMM decidió escoger como lema principal para nuestra XXI CONVENCIÓN <<¿Y cuál es el camino?>>. Para hablarnos de éste y muchos otros temas hemos invitado a los rabinos Joel Liberman, Sh´muel Oppenhaim, Jack Zimmerman, Harlon Picker y Manuel Hernández, para que con su sabiduría y experiencia nos ayuden a entender el mensaje Divino de una manera sencilla y aplicable para nuestra vida. ¡No te pierdas la oportunidad de asistir a MASHIACH 2010 en Puerto Vallarta, del 14 al 18 Julio! Comunícate con nosotros a nuestro correo electrónico.

     En otro tema, creo que todos nos conmovimos con las noticias del terremoto en Haití (12/Ene/2010): sismo de 7 grados en la escala Richter que trajo caos y destrucción total sobre este pobre y pequeño país de América. Pero no ha sido el único, tan sólo en enero y febrero de 2010, se registraron en el mundo 30 terremotos con magnitud de 6.0 grados o más, de los cuales cuatro han tenido una magnitud mayor a 7 y uno superó incluso los 8 grados (Richter). 

    Se puede decir sin temor a equivocarse que está temblando en todo el mundo: Chile, México, España, Turquía, Indonesia, China, Argentina, Nueva Guinea, Japón, por mencionar algunos países. Se parece más nuestro mundo a un ebrio a punto de desplomarse como lo anunció el profeta Isaías:“Temblará la tierra como un ebrio, y será removida como una choza” (24:20).

    Las Escrituras nos advierten que “toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora” (Rom 8:22). Lo cierto es que mientras el retorno del Mesías esté más cercano, los terremotos y demás señales anunciadas por Yeshua serán más continuas y evidentes de tal forma que todo el mundo, incluso los incrédulos, puedan percibir que algo sobrenatural está sucediendo. Sabrán internamente que D-os está conminando al arrepentimiento a través de lo que pasa en la naturaleza. 

     Cuando Yeshua fue interrogado por sus discípulos sobre las señales acerca de su retorno, El respondió: “Se levantará nación contra nación y reino contra reino; y habrá grandes terremotos, y en diferentes lugares hambres y pestes; y habrá terror y grandes señales en el cielo…y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas…” (Lucas 21:10,11,25). Esto sonará aterrador para algunos, pero para quienes esperamos el retorno del Mesías vemos la otra cara de la moneda: La esperanza Divina.

     Sabemos que hay dolor en el mundo y todos lo padecemos, nos duele lo que está pasando, pero es como cuando una mujer está en dolor de parto, sufre, y mientras más se acerca el alumbramiento los dolores son mayores y más continuos, así también sucede ahora; está a punto de nacer a una nueva era: ¡El Mesías vendrá a reinar, y con él traerá orden y paz a este mundo caótico, enfermo y violento!. Por tanto, querido lector no tengas miedo y aférrate al amor de D-os y a Yeshua Ha Mashiach.     

Lic. YOLANDA GUZIK

yolandaguzik@hotmail.com