MUJERES JUDIAS
LO SUTIL DEL ENGA—O ESPIRITUAL

Rebbetzin Celia C. de HernŠndez


Una de las caracter√≠sticas principales del fin de esta conflictiva era es, que el enga√Īo y la seducci√≥n espiritual aumentan su impacto de manera creciente, dejando a su paso una devastaci√≥n que solo los creyentes m√°s despiertos pueden todav√≠a ver con claridad.

¬†¬†¬†¬† La Palabra de D-os nos anuncia desde hace dos milenios que en los postreros d√≠as, previos al retorno del Mes√≠as ¬ęalgunos apostatar√°n de la fe escuchando a esp√≠ritus enga√Īadores y a doctrinas de demonios¬Ľ (1¬™ Tim 4:1).

¬†¬†¬†¬† El meollo del problema es: ¬ŅC√≥mo podemos reconocer el enga√Īo y la seducci√≥n para evitar caer en su trampa y perdernos? ¬ŅC√≥mo seguir al Se√Īor y mantenernos fieles en su Camino?.

¬†¬†¬†¬† En su obra cl√°sica ¬ďCartas del diablo a su sobrino¬Ē, C.S. Lewis ilustra literariamente como un diablo novato es adiestrado para enga√Īar sutilmente a su candidato: ¬ďTu hombre se ha acostumbrado desde que era muchacho, a tener dentro de su cabeza, bailoteando juntas, una docena de filosof√≠as incompatibles. Ahora no piensa, ante todo, si las doctrinas son ¬Ďfalsas¬í, sino ¬Ďacad√©micas¬í o ¬Ďpr√°cticas¬í, ¬Ďsuperadas¬í o ¬Ďactuales¬í, ¬Ďconvencionales¬í o ¬Ďimplacables¬í. La jerga, no la argumentaci√≥n, es tu mejor aliado en la labor de mantenerle apartado de la iglesia. ¬°No pierdas el tiempo tratando de hacerle creer que el materialismo es la verdad! Hazle pensar que es poderoso, o sobrio, o valiente; que es la filosof√≠a del futuro. Esto es lo que importa¬Ē.

 

LA PALABRA ES LA GUIA DIVINA

 

¬†¬†¬†¬† Betty, mi querida amiga y hermana en la fe, en una clase b√≠blica nos dec√≠a a trav√©s de una simp√°tica ocurrencia, que el enemigo de nuestras almas nunca nos va a decir ¬ď¬°Soy el pecado y te voy a matar!. La Escritura nos advierte que el enemigo es astuto y sutil, que incluso se disfraza de ¬ď√°ngel de luz¬Ē como tambi√©n nos advierte que ¬ďla paga del pecado es muerte; mas la d√°diva de Dios es vida eterna en el Mes√≠as Yeshua¬Ē(Rom 6:23).

¬†¬†¬†¬† Debemos tener en cuenta entonces, que el Esp√≠ritu Santo (Ruach ha Kodesh) nos va renovando de nuestra mente en la medida que vamos conociendo las Escrituras y disponemos nuestro coraz√≥n para amar y obedecer a D-os. En esa misma medida el Se√Īor nos va concediendo el discernimiento para advertir el enga√Īo del pecado (una palabra que el adversario de nuestras almas ha ido sacando del vocabulario popular). Recordemos queridas hermanas que la Palabra Divina es l√°mpara y es luz para nuestro caminar en la vida (Sal 119:105).

¬†¬†¬†¬† Solo un verdadero creyente puede entender los principios espirituales. Cuando la Palabra nos dice que nos ¬ęrenovemos de nuestra mente¬Ľ (Efe 4:23) y de nuestra antigua manera mundana de pensar, es precisamente porque se requiere de tal acci√≥n. No podemos seguir caminando por la vida con los mismos esquemas e ideas torcidas que un mundo ateo y materialista nos ha metido por tantos a√Īos. Dios quiere que echemos de nuestra cabeza toda idea equivocada y demos cabida a su Palabra revelada, lo cual nos permitir√° ver la vida con otra √≥ptica muy distinta.

¬†¬†¬†¬† Esta experiencia durar√° toda la vida pues crecemos espiritualmente en la medida que obedecemos a D-os y nos nutrimos todos los d√≠as de la Biblia. No escucharemos ¬ďvoces¬Ē como algunos iluminados aseguran escuchar, ni tendremos ¬ďvisiones¬Ē espectaculares. Lo cierto es que seguiremos siendo personas ordinarias, aunque con una visi√≥n extraordinaria de la vida por cuanto el Dios Todopoderoso nos gu√≠a por medio de su Palabra y su Esp√≠ritu ¬ŅQu√© hermoso no lo crees?.

¬†¬†¬†¬† Ahora bien para tener una relaci√≥n sana e √≠ntima con Dios se requiere de pasar tiempo a solas con √©l. Y no hablo de monasterios, vida asc√©tica ni nada por el estilo; simplemente me refiero a orar, a platicar con Dios con la sencillez del ni√Īo que charla con su Padre a sabiendas de que es escuchado y atendido ¬ŅCu√°ndo fue la √ļltima vez que te arrodillaste en tu cuarto, que a solas adoraste a Dios y le presentaste tus necesidades personales, familiares y sociales?.

 

PED√ćD Y RECIBIREIS

 

¬†¬†¬†¬† Hay una oraci√≥n suplicante del rey David que nos muestra la manera de acercarnos a Dios, de despojarnos de toda soberbia y anhelar ser como el Se√Īor quiere que seamos: ¬ęCrea en mi, oh Dios, un coraz√≥n limpio, y renueva un esp√≠ritu recto dentro de m√≠¬Ľ (Sal 51:10).

     Casi todo creyente judío o cristiano, sobre todo los hombres, quieren ser como el rey David, fuerte, valiente, inteligente, osado, comprometido con su pueblo, estadista, pero muchas veces pasan por alto que al darse cuenta de su rebelión contra Dios (al adulterar con Batsheva) tuvo obligadamente que arrepentirse como todo pecador, entender que había ofendido la santidad de Dios (como todos lo hacemos con nuestras faltas), y anhelar de todo corazón su restitución a la gracia divina.

¬†¬†¬†¬†¬† El enemigo hab√≠a sido extremadamente sutil con David, as√≠ como lo es con todas nosotras, enga√Ī√°ndole y haci√©ndole creer que el poder le permit√≠a todo, incluso pecar. Su ca√≠da espiritual como todo lector de la Biblia sabe fue extremadamente dolorosa. En medio de una terrible depresi√≥n y con su coraz√≥n arrepentido y quebrantado, clama con toda sinceridad al Se√Īor y le pide su gracia y perd√≥n:

 

-¬†¬†¬†¬†¬†¬† ¬ęPorque yo reconozco mis rebeliones, y mi pecado esta siempre delante de ti. Contra ti, contra ti solo he pecado, y he hecho lo malo delante de tus ojos¬Ö He aqu√≠, tu amas la verdad en lo √≠ntimo, y en lo secreto me has hecho comprender sabidur√≠a. Purif√≠came con hisopo, y ser√© limpio; l√°vame y ser√© m√°s blanco que la nieve. Hazme o√≠r gozo y alegr√≠a, y se recrear√°n los huesos que has abatido. Esconde tu rostro de mis pecados, y borra todas mis rebeliones¬Ľ (Sal 51:3-9).

 

¬†¬†¬†¬† El Se√Īor oy√≥ las s√ļplicas del rey David y el gozo de la salvaci√≥n volvi√≥ a su vida (cosa que no sucedi√≥ con el rey Sa√ļl, cuyo esp√≠ritu rebelde e incr√©dulo jam√°s tuvo paz). El coraz√≥n limpio, el que ha sido limpiado de sus maldades por la sangre redentora del Mes√≠as Yeshua tiene paz. Y es que en su nueva experiencia con Dios es equipado con dones que el Esp√≠ritu divino nos concede a los creyentes para poder desechar la malicia, las tentaciones, envidias, discernir las asechanzas del enemigo y no caer en sus enga√Īos sutiles, en repudiar la hipocres√≠a, el enga√Īo y toda maldad que nos separa de Dios.

     Si renunciamos a los deseos carnales y los cambiamos como el rey David por el anhelo de las cosas espirituales que Dios generosamente está dispuesto a concedernos; entonces y sólo entonces transitaremos por este mundo con una mente renovada, siendo luz en una sociedad de tinieblas, portadoras de buenas nuevas en un mundo de malas noticias, y poseedoras de un gozo interno que nadie nos podrá robar al no depender de la veleidad e injusticia del ser humano.

 

ALABEMOS SIEMPRE A DIOS

 

¬†¬†¬†¬† La diferencia entre hablar de Dios y amar a Dios de verdad puede ser abismal. La primera puede ser una costumbre o simple religiosidad aprendida que no tenga realmente nada que ver con el Se√Īor, en cambio la segunda es la obediencia al primer mandamiento, ya que quien ama a Dios le obedece, y el obedecer obligadamente se traduce en vivir su Palabra, y quien vive la Palabra alaba a Dios en casi todas las acciones de su vida, sea con palabras de gratitud, sea por medio de la oraci√≥n, sea por medio de las cosas que hacemos todos los d√≠as (√©tica, principios, expresiones, etc.).

¬†¬†¬†¬† Somos pues muy amadas y bendecidas al conocer a Dios que se ha revelado a nosotras. Pero, ¬Ņqu√© de nuestros hermanos jud√≠os que todav√≠a no conocen a Yeshua? El rabino Shaul se preguntaba ¬ę¬ŅY c√≥mo creer√°n en aquel de quien no han o√≠do? ¬ŅO c√≥mo oir√°n sin haber quien les predique?¬Ľ (Rom 10:14), y si no hay quien les predique pueden ser presos de las sutilezas del enemigo de las almas, lo cual nos muestra nuestra deuda de amor para con ellos.

¬†¬†¬†¬† As√≠ que en nuestras peticiones y alabanzas, incluyamos todos los d√≠as a los jud√≠os del pa√≠s (nosotras lo hacemos en M√©xico y tu que lees esta revista en otro pa√≠s, haz lo mismo por los jud√≠os de tu naci√≥n) para que conozcan a Yeshua, para que se revele a sus vidas, para que tengan ganas de leer la Biblia y lo puedan descubrir y recibir en su coraz√≥n, ya que en ning√ļn libro, experiencia ritualista o tradici√≥n lo podr√°n encontrar. Para que en adelante no caigan en las trampas ni sutilezas del mundo y las promesas divinas hechas a Patriarcas y Profetas sean una realidad para los jud√≠os de nuestra generaci√≥n actual. ¬ŅVerdad que s√≠ querida hermana y amiga? Oremos y pidamos a Dios sin cesar por la salvaci√≥n de todo nuestro pueblo ¬°Am√©n!.

_____________________

La rebbetzinCelia C. de Hern√°ndez, es consejera espiritual de la AJMM

E-mail: celiah51@hotmail.com