DE TODO UN POCO


Las “Mujeres del Muro” ganan batalla legal a las ultraortodoxas

 

Mujeres judías ganan una batalla por la igualdad en el Muro de los LamentosEl llamado grupo “Las Mujeres del Muro” acaba de ganar la batalla legal que les permite de ahora en adelante orar en el Kotel Hamarabí. La Corte de Distrito de Jerusalén resolvió que la presencia de estas mujeres judías “no vulnera las costumbres locales ni provoca a nadie, por lo que no existe justificación alguna para detenerlas o interrogarlas” ―cosa que estaba sucediendo―.

       En esta victoria legal contra la intolerancia, las mujeres pueden además de orar, cantar y leer la Torá, utilizar incluso el talit y las tefilín (que tradicionalmente son usadas únicamente por los hombres). Ana Hofman, presidenta de este grupo declaró a la prensa: “Es un día de fiesta, un día de liberación que nos trae un mensaje de igualdad y pluralismo”.

       La diputada laborista Merav Michaeli escribió: “Es hora de liberar el Muro Occidental ¿No nos pertenece el muro a todos? Es un sitio nacional, un símbolo, no religioso y, pese a ello, lo han convertido en una sinagoga haredí (ultra ortodoxa). Es hora de tirar abajo la división (que separa a hombres de mujeres)”. Una mujer haredí de nombre Yafit, indignada por el suceso declaró: “son estúpidas y no entienden que el. Ellas no creen en Dios, No rezan de la forma correcta. Hace cien años Hitler vino precisamente por culpa de los judíos reformistas”(Semanario Aurora, 28/Abril/2013).

     ¿No habrá quien oriente a esta mujer fanática y le diga que el judaísmo no son ritos y rezos, sino fe, amor y obediencia? Amor a Dios y amor al prójimo. ¿Que le diga que hace cien años Hitler no era nadie y que los judíos reformistas no tienen culpa alguna de semejante monstruo de maldad?.

 

LOS MISERABLES

 

A finales del mes de abril (25 y 26), la universidad local Tec de Monterrey presentó en el Teatro Diana de la ciudad de Guadalajara, la obra clásica de Víctor Hugo «Los Miserables» dirigida magistralmente por Rafael Perrín y ejecutada de manera profesional por su cuerpo actoral. El elenco estuvo integrado exclusivamente por alumnos de esta casa de estudios (62 entre actores y coro), además de una imponente orquesta (31 en total) que musicalizara la inmortal obra, entre los cuales estaba Daniel Guzik a la guitarra.

       Daniel es miembro de la sinagoga Yeshua Ben David y nos alegramos que nuestros jóvenes participen en este tipo de eventos culturales que elevan el espíritu de la sociedad. ¡Mazel Tov, Daniel!.