MEDITANDO EN LA SINAGOGA
SU RETORNO LES TOMARÁ POR SORPRESA

Rabino Manuel Hernández G.


A espada caerán los pecadores de mi pueblo¦. Que dicen: No se acercará, ni nos alcanzará el mal”, advierte el profeta Amos (9:10). Y es que gran parte de los creyentes judíos (y cristianos), se sienten inmunes, intocables, ajenos a las consecuencias de romper con el orden divino, como si tuviesen alguna especie de inmunidad de parte de D-os, de quien tienen una visión deformada, carente de sustento alguno. Ni qué decir de su conocimiento en el Mesías y en general de su propia fe judía, que la mayor de las veces la practican al amparo de la simple tradición o como escribiera el sociólogo Lipovetsky, “religión a la carta”.

     Y es que se puede ser una persona ilustre entre el pueblo judío, lo cual no significa de manera alguna que tenga una posición bíblica correcta. Pongamos un ejemplo concreto, al célebre Sigmund Freud, quien a causa de su incredulidad y desviaciones tuvo que aplicársele el jérem comunitario (excomunión) al atacar a Moisés y la fe judía a través de conocido libro de su autoría. Era un hombre culto, dedicado a su profesión y toda una celebridad mundial, sin embargo en cuestiones de fe fue era un hombre ignorante, capaz de expresar una serie de disparates y falacias debido fundamentalmente a su desconocimiento de las Escrituras y la ciencia teológica.

     Entre otras cosas Freud escribió que hubo dos Moisés, uno egipcio y el otro madianita, que luego la tradición se encargaría de fundir en uno solo, mientras que de D-os se atreve  blasfemar su nombre repetidamente, incluso decirle “dios volcánico” (Moisés y la religión monoteísta, Alianza Editorial, pág. 53).

     Lo sorprendente del caso, es que él mismo declara en una carta publicada en conocido periódico de Zurich: “Puedo declarar que estoy tan alejado de la religión judía como de todas las demás; en otras palabras; las considero sumamente importantes como objeto de interés científico, pero no me atañen sentimentalmente en lo más mínimo” (Jüdische Presszentrale Zürich, 26 de febrero de 1925). Sin embargo y a pesar de confesar su ignorancia temática, se atrevió a opinar y escribir tan solo porque era una celebridad.

     De ninguna manera se pretende juzgar la suerte eterna de Freud (son asuntos ajenos al hombre y propios de D-os). La intención es absolutamente otra. Es señalar la posición tan común de hablar de D-os y de la fe judía, sin más sustento que el criterio propio, siempre al amparo del “yo creo”, del “yo considero”, pero siempre alejados de lo que D-os ya dejó establecido en la Biblia. D-os es y será siempre •por medio de las Escrituras• la autoridad primera y única en la fe judía (igual es para la cristiandad).

     ¿Los abogados se basan en opiniones de personas, en el populacho, ó en Constituciones y Códigos? ¿Los pilotos de avión se basan en las opiniones de algún pasajero charlatán o en los aparatos de control? ¿Los médicos se basan para emitir su diagnóstico en lo que diga algún entrometido o en lo que aprendieron de anatomía y demás materias cursadas? Las cosas y las opiniones acerca de la fe deben nacer y sustentarse sólidamente en las Escrituras. Las mentiras matan, escribió conocida intelectual mexicana ya fallecida.

     Bien, pues si tomamos en consideración los anteriores argumentos, tenemos que considerar que lo que enseñan las Escrituras acerca del «RETORNO DEL MESÍAS» es conocido apenas por una minoría. De hecho casi todas las corrientes dentro del judaísmo, a excepción de la mesiánica, aseguran a los fieles que el Mesías no ha venido todavía, por tanto no puede retornar quien ni siquiera ha venido ¿Esto enseña y asegura la Biblia? ¡Por supuesto que no!

     De acuerdo a las profecías del Tanaj el Mesías (que no es otro que Yeshua) ya vino y en él se cumplieron todos los vaticinios relativos al Mesías en su etapa redentora, por lo que el mismo Tanaj anuncia su retorno glorioso como Mesías rey, lo cual ocurrirá y tomará por sorpresa a la humanidad entera. Situación por demás terrible para la inmensa mayoría.

     ¿Acaso entrarían al reino del Mesías los rebeldes y pecadores de Israel (en caso de que no hubiera venido ya)? ¿En su condición de irredentos no le armarían diversas rebeliones como lo hizo el pueblo con Moisés durante la travesía en el desierto? El libro del Bamidbar (Números) exhibe la condición espiritual de un pueblo no rendido a D-os ni sometido al líder enviado por Él para sacarles de la esclavitud, símbolo del pecado. Igual sucedería si el Mesías no hubiese redimido antes al hombre pecador y ofrecer su reconciliación con D-os.

     Repasemos algunas profecías del Mesías acerca de su glorioso retorno, que dicho sea de paso, para la mayoría de los seres humanos será un día terrible (por cuanto no creyeron en él o no lo tomaron realmente en serio):

 

” ”Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos, que está en frente de Jerusalén al oriente; y el monte de los Olivos se partirá por en medio¦ y vendrá Yahwéh mi Dios (el Mesías), y con él todos los santos” (Zejaryah- Zacarías 14:4-5).

” “En aquel día Yahwéh defenderá al morador de Jerusalén¦ Y derramaré sobre la casa de David y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como se aflige por el primogénito” (Zejaryah- Zacarías 12:8,10).

” ”Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como hijo de hombre, que vino hasta el anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él. Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido” (Daniel 7:13-14).

” “Con vara herirán en la mejilla al juez de Israel. Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor de Israel; y sus salidas son desde el principio; desde los días de la eternidad. Pero los dejará hasta el tiempo que dé a luz la que ha de dar a luz; y el resto de sus hermanos se volverá con los hijos de Israel” (Mijah- Miqueas 5:1-3).

 

     En lo personal continuamente lo digo en conferencias, libros o en los medios, que el paso del hombre por este mundo es “escoger donde quiere pasar la eternidad” y solo hay dos opciones: con D-os o alejado de D-os.

      Hace algunos años (2002) escribí y publiqué un libro titulado “El Retorno “ Ha Jazará”, en esta obra analizo y documento con amplitud el tema, advirtiendo entre otras cosas •con sólido apoyo bíblico• la aparición del anti-mesías (anticristo) que engañará a las multitudes justo antes del retorno de Yeshua, partiendo mi reflexión con un texto de la Escritura:

 

•“¦Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Yeshua ha Mashiach, y nuestra reunión con él, os rogamos hermanos, que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca.

   Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto¦ Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida” (2 Tes 2:1-8). Tres señales, a cual más de importantes, expresa el gran apóstol de Tarso: a) precaución extrema ante el engaño; misma que puede llegar inesperadamente y por diversas vías “por espíritu, por palabra, por carta¦-, b) una apostasía generalizada, y c) la aparición del anti-mesías o anticristo” (pág. 170).

http://image.slidesharecdn.com/el-bosco-1200941413298951-3/95/el-bosco-43-728.jpg?cb=1200912624

     Todos sabemos que el clima espiritual y moral que guarda el mundo es terrible. La maldad y la violencia dominan todos los rincones de la tierra. Rendidos ante el becerro de oro, miles de millones de seres humanos ni siquiera piensan en D-os, su visión se reduce a lo material y a los placeres, de tal forma que serán presa fácil de las falsas promesas del anti-mesías. Un personaje que para muchos es fantasía religiosa, incluso para otros que aseguran creer en D-os, esperan la aparición de un líder religioso, cuando lo cierto es que este perverso saldrá de entre los gobernantes; un líder carismático que ofrecerá enderezar la maltrecha economía mundial (algo que todos desean y esperan) como también ofrecerá a las multitudes«paz y seguridad». Palabras que deben advertir a judíos y cristianos que el retorno de YESHUA está a la puerta, así lo advierte la profecía bíblica: “que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán” (1ª Tes 5:3).

     El Tanaj (A.T.) habla del reinado eterno del Mesías. De ser así y como lo esperan muchos en el judaísmo tradicional, cada 30 o 40 años estaría estrenando súbditos, puesto que la muerte continuaría haciendo sus estragos entre los hombres. En cambio cuando se entiende que el Mesías primero vino a redimirnos, a reconciliarnos eternamente con D-os a través de su sacrificio en la cruz (como cordero inocente y sin mancha durante el Seder de Pesaj en Yerushalayim). Y que resucitó con un cuerpo glorioso e indestructible a manera de primicia para que todos los hijos de D-os de todos los tiempos, judíos y cristianos, resucitemos también como Él, entonces y solo entonces, es que podemos entender y ser parte de ese reino mesiánico eterno. El mensaje Divino revelado en las Escrituras cobra sentido y plenitud, pues el judío que va creyendo en YESHUA como el anunciado Mesías de Israel no deja de ser judío. Al contrario ¡su judaísmo http://2.bp.blogspot.com/-Pm2gcJ1I_F8/U1PoeJWWVNI/AAAAAAAAChA/FRnRHTuRjKA/s1600/empty-tomb.jpgcobra plenitud!

 

     Concluimos con un texto del Brit Jadashá (N.T.) que recoge las palabras de Yeshua «Y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria”» (Mat 24:30). Ruego a D-os estimado lector que su retorno sea para ti un día esperado y a ninguno de nosotros nos tome por sorpresa. Un abrazo fraternal. SHALOM.

 

NOTA: si algún lector tuviera alguna inquietud o pregunta acerca de este artículo por favor escríbame.

______________

 

 

El rabino Manuel Hernández Gómez: es Abogado, con Licenciatura y Maestría en Teología (Universidad FLET, Miami). Es titular de la Sinagoga Yeshua Ben David de Guadalajara, México.

 

Email: mahergo50@hotmail.com  mahergo1950 @gmail.com