YO OPINO, YO CREO, YO PIENSO, YO LEÍ, YO VI... ¡ENTONCES NO ES COMO TÚ DICES SEÑOR!

Dra. Elizabeth Hernández-Bellon


“Os ruego, pues,hermanos, por el nombre de nuestro Señor Yeshua el Mesías, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer”(1ª Cor 1:10)

Queridos amigos, no es raro para nadie que en este último tiempo, los países, las personas, incluyendo los creyentes, están divididos cada uno en su propio pensamiento, que si las vacunas son buenas, no, no son buenas, que el virus es mentira, no el virus es real, que el cubre bocas sí funciona, no que el cubre bocas no funciona.En fin, eso y más hemos podido ver y oír, cada quien ha tomado posturas de acuerdo a su conocimiento, percepción, idiosincrasia, etcétera, lo cual no es un problema en cuanto a nuestra fe, sin embargo, es un hecho que ha dividido a la sociedad incluyendo a los creyentes, así quehoy trataremos el tema de nuestra forma de pensar en nuestra vida cotidiana, la cual no solo incluye el día de la reunión, sino como vivimos el día a día fuera de lasinagoga o de la iglesia.

Quiero iniciar con un ejemplo: Tengo una vasija transparente llena de agua, un lápiz nuevo, limpio y sin defecto y frente a mí  un auditorio; introduzco el lápiz al recipiente con agua, y el auditorio vera un lápiz chueco, yo saco el lápiz del recipiente y el lápiz estará perfecto y recto,  entonces el auditorio comenzará a decir sus opiniones acerca de su ‘verdad’;Esta persona es un mago, dirán, éstapersona es un charlatán, dirán otros, el lápiz estaba recto antes de entrar al agua yo vi, en el recipiente y estaba curvo, como pudo ser que lo sacó del recipiente y estaba derecho.

Aquí la única verdad es, que el lápiz nunca estuvo chueco, que los que estaban en el auditorio y no conocen el fenómeno de la refracción de la luz, podrán pensar que el lápiz estaba chueco y que lapersona hizo magia, milagro, o es un charlatán, pero solo hay una verdad: el lápiz es nuevo, recto y nunca estuvo chueco.

Con esto queridos amigos solo quiero decirles, que la verdad que las personas tenemos es en base a nuestro conocimiento, ya sea verdadero o falso, sin embargo, los creyentes en el campo de la fe solo tenemos una verdad, la verdad Divina revelada: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”(Juan 14:6). Los que ya somos hijos de Dios, nuevas criaturas y transformados, no podemos tener dos mentes, dos verdades, etcétera, solo tenemos una mente y es la del Mesías, solo tenemos una verdad y es la de Yeshua,  no podemos estar divididos por que somos un solo cuerpo, el cuerpo místico de Yeshua, pues como dice la Escritura, la cabeza no puede estar separada del ojo, ni de la mano, van juntos, los creyentes no podemos tener dos pensamientos si tenemos  la misma verdad acerca de DIOS y su PALABRA, Dios es uno revelado en la Escrituras tal y como él es y cómo quiere que se le obedezca; y no como sucede comúnmente: ¡yo opino y yo pienso…!

     En la epístola a los Efesios nos dice al respecto: “Y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad. Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros” (4:23-25).

El problema actual es que no se conocela verdad de DIOS, por lo tanto se opina, ve y piensa en base a la propia concepción de DIOS, por lo general deformada, por tanto las opiniones no están de acuerdo a la verdad del Señor, y con esto pecan contra al primer mandamiento:“AMARAS AL SEÑOR TU DIOS CON TODO TU CORAZON, Y CON TODA TU ALMA, Y CON TODA TU MENTE Y CON TODAS TUS FUERZAS.”

No podemos amar a quien no conocemos en verdad, a quien pensamos en un concepto erróneo, como tampoco podemos obedecer lo que no sabemos, y mucho menos pensar correctamente lo que no entendemos. No es una justificación decir ‘así soy yo, y esto opino y creo’, al menos no frente a lo que Dios nos ha revelado (Biblia).

Ustedes se pueden imaginar estar ante el trono de DIOS mismo y decirle, ‘¡es que yo pensé que tú decías, o yo creí que tú eras así!’ cuando nos dejó las Escrituras para escudriñarlas, para conocerlo a Él, para poder vivir conforme a la verdad, sin embargo, cuántos creyentes o que dicen serlo, nunca hay leído una sola vez la Biblia, menos meditar en ella y renovar su mente con la mente del Mesías, ¿no creen que es ridículo pasar una vida diciendo ser lo que no eres? Como el coyote que se creía perrito y vivía entre perritos, pero nunca dejo de ser coyote.

Queridos amigos, yo puedo estar convencida de que si estoy enferma y me recomendaron un remedio y me dijeron que era la cura para mi mal y yo lo tomo, pero lo que me recomendaron es veneno, aunque yo crea que es la cura y esté convencida de ello, sigue siendo veneno y voy a morir.

Es una vergüenza ver creyentes con media vida en una congregación diciendo ser hijos (del DIOS todo poderoso), y que debiendo ser maduros en la fe; espiritualmente todavía toman biberón, comen papilla y gatean en lugar de correr, ¿cómo podrán entender las profundidades  de las riquezas de DIOS, sí ni siquiera han conocido realmente al que les dio la vida eterna?

Hoy les invito a reflexionar con honestidad si verdaderamente somos hijos, o necesitamos arrepentirnos y conocer a DIOS como Él es, y no como yo opino, o yo creo, no olvidemos que regresará, pero ya no como vino la primera vez. Esta vez será como rey y para juicio, ¿Dónde estás tú ahora, tienes el conocimiento del DIOS verdadero, tienes la mente del Mesías?, ¿O sigues conociendo a DIOS de oídas y tu mente sigue dividida y saturada de la información del mundo de los incrédulos? Hoy todavía tienes tiempo de buscarle y responder correctamente a su amor:

“Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo el Señor. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”(Isaías 55:8-9).


Dra. Elizabeth Hernández-Bellon es miembro de la AJMM.

Email: liz@eljardindeliz.com