MUJERES JUDÍAS
LA DESCOMPOSICIÓN SOCIAL, CONSECUENCIA DEL CAOS MUNDIAL

Rebbetzin Celia C. de Hernández


La paciencia de Dios no dura para siempre. Yeshua advirtió en su Palabra:“Más como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre” (Mat 24:37-39). Y como podemos ver, Dios concedió autenticidad al relato bíblico y lo usó además proféticamentepara anunciar al mundo la catástrofe que se avecina a causa de la impiedad.

     Una advertencia para todos, también para los creyentes que tienen una ceguera color de rosa, una actitud positiva al estilo del personaje Cándido, que dicen “todo está bien”, “Dios ama al mundo entero”, “Dios es bueno”, “Dios ama al pecador”, “con un buen arrepentimiento aunque sea a la hora de la muerte es suficiente”, etcétera. Y aunque algunas de sus afirmaciones son ciertas, la realidad es que las sacan de su contexto escritural, pasando por alto el pecado imperante y sus consecuencias. No han entendido la santidad del Señor.

LA NATURALEZA DEL PECADO

     El pecado siempre está activo, no se mantiene estático, Pablo lo advirtió en su epístola a los efesios (2:2), donde habla del espíritu que mora en los hijos de desobediencia, y como todos sabemos, el pecado va en aumento y a pasos agigantados. En otra de sus epístolas (2 Tim 3:13) nos dice que los malos hombres irían de mal en peor; decadencia que vemos y de la que somos testigos involuntarios. Aunque no podemos olvidar que después de la caída de Adán y Eva, el efecto negativo sobre la humanidad fue una depravación total hasta causar que Caín matara a Abel. Su espíritu y su mente quedaron perdidos y confundidos a causa de la desobediencia, inclinados al mal.

    Caín, el asesino, fue padre de una sociedad que se alejó de Dios ¿Cómo ves tu ahora esta sociedad actual? El otro día que acompañé a mi esposo con el cardiólogo nos comentó con molestia que estamos viendo y padeciendo una descomposición social y un caos.

Caín derrumbó las barreras y su maléfico pecado contaminó aun el linaje del devoto Set (Gen 4:26). El ritmo licencioso de la humanidad continuó creciendo hasta que Dios cansando de tanta rebeldía espiritual expresóque: “la maldad de los hombres era mucha en la tierra y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal” (Gen 6:5).

JUICIO DIVINO A CAUSA DE LA DESCOMPOSICIÓN

     La maldad y la descomposición era tal que el corazón de Dios se llenó de tristeza: “Y se arrepintió Adonai de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón” (Gen 6:6) y no hay nada más sorprendente en este cuadro, que ver cómo nos sentimos nosotras como creyentes. Nuestro corazón, queridas hermanas y amigas, se duele también de ver el grado de descomposición moral y espiritual al que ha llegado la sociedad en este tiempo. Es deprimente.

     En los días de Noé la maldad ya era universal, por eso se dice del diluvio universal enviado como juicio divino, porque la maldad así lo era. Y aunque Noé construyó el Arca a la vista de todos, lo más terrible es que sus contemporáneos, además de juzgarlo de loco, no quisieron arrepentirse de sus conductas malvadas, y la construcción duró largos 100 años.

      A mí, hermanas, me llama la atención lo que la Biblia dice de Noé; narra que después del diluvio vivió 350 más y que el total de sus años vividos fueron 950 ¡Qué horror vivir tanto tiempo en medio de una sociedad impía! ¿o tu qué crees amiga?

Las personas como Noé están bajo mucha presión; y en el presente siglo pareciera que están resueltos a que los creyentes se asemejen a los impíos y desean que vivamos como ellos. Han levantado un concierto de voces que cantan hermoso para llevar a los hombres al precipicio, y no solo son conciertos, en el teléfono celular vemos que le han agregado a su engaño poesía y pensamientos repletos de mentiras, pues hablan de lo suyo, de sus filosofías huecas y sutiles, aunque barnizadas de aparente bondad para atrapar y confundir a los incautos. Casi todos los días nos llegan videos y pensamientos nuevos, los cuales, al revisarlos con la Palabra del Señor nos damos cuenta del engaño que contienen, de la desviación sutil para apartarnos del camino recto y angosto.

EL MILAGRO Y PODER DE LA GRACIA

Noé clamó al Señor conprofundo dolor al ver aquella sociedad impía que afligía a diario su espíritu, una sociedad que se burlaba de él, de su fe y santidad, pero su clamor llegó hasta el trono de Dios de modo que su gracia le favoreció. Así es nuestro Padre, toma lo vil y lo menospreciado por los hombres, lo que para el mundo es locura. Como la aparente locura de Noé a los ojos de sus contemporáneos, ya que nunca había llovidosobre la faz de la tierra ¿Te imaginas amiga lo que pensaban de él sus vecinos y conocidos cuando construía el Arca y luego ya terminada cuando metía los animales? La verdad es que lafe de Noé y su temor reverente a Dios lograron que el Señor se fijara en él, para llamarle a esa misión única en la historia: ¡construir un Arca!

    Hago un paréntesis queridas hermanas. Aquí en México jamás se había escuchado de judaísmo mesiánico, así que mi esposo y yo nos enfrentamos a mucha oposición e incomprensión cuando iniciamos esta obra del Señor en los años ‘80, a pasar ante la sociedad a la manera de Noé, ¡como locos y desviados! Fue duro, pero aquí estamos por milagro y gracia del Señor

LA PROVISIÓN DE DIOS PARA LOS SUYOS

     Mucho antes que viniese el diluvio, como leemos en el relato bíblico, Dios había mostrado al hombre la manera en que vendría la salvación para los que creyeran y arrepintieran y qué era, sino una Arca hecha con sus propias medidas y construcción específica, El señaló a Noé el cómo debía hacerla y Noé siguió fielmente sus instrucciones. El granarquitecto del universo le dijo al carpintero cuáles serían las medidas, así como le dio todo tipo de instrucciones para preservar todo lo que el Señor le había dicho que debía meter en el Arca: parientes y animales, y Noé siguió las instrucciones del Divino Arquitecto.

Segura estoy, amadas amigas, que si seguimos las instrucciones del que nos creó, del que nos llamó, del que nos amó primerodándonos a su Hijo para que nos salvara, seremos resguardadas y protegidas de la catástrofe final que se avecina.

El pueblo de Dios tiene una vía de escape que le ha sido concedida y anunciada,como también la tuvo Lot en su tiempo cuando escuchó que se le dijo: “escapa por tu vida, no mires hacia atrás”, sí, porque Dios no nos puso a sus hijos para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro amado Mesías YESHUA (1 Tes 5:9).Si salvó a Noé y su familia, y si salvó a Lot y su familia, ten por cierto que también a ti y a los tuyos les salvará, pero necesitamos no mirar hacia atrás. El pecado del mundo será enjuiciado, no sabemos cuándo pero ten por cierto que el día no está lejos.

     El nombre de Noé está escrito en la epístola a los hebreos (11:7), Dios lo describió como uno“que por la fe condenó al mundo y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe”. Y tú querida amiga o varón que te has detenido a leer este artículo ¿qué quieres heredar? ¿salvación o ira? Es tiempo de pedir al Señor nuevas fuerzas y gracia, recordando las palabras y advertencia dichas a Lot: ”¡Escapa por tu vida; no mires hacia atrás…!”Te recuerdo queYESHUA significa salvación.(Gen 19:17). SHALOM.


La rebbetzin Celia C. de Hernández es consejera espiritual de la AJMM.

Email: celiacornejo19500@gmail.com