La fe y el amor puestos en prŠctica

Entrevista con Corina Yenny
por Yolanda Guzik


P.-Dónde naciste y cuándo entregaste tu vida a Yeshua?

R.- Yo nac√≠ en la ciudad de Tijuana, pero la mayor parte de mi vida he vivido en M√©xico, D.F., y fue ah√≠ cuando le abr√≠ mi coraz√≥n a Jes√ļs (Yeshua) y me hice cristiana. A partir de entonces cambi√≥ mi vida radicalmente, aunque me llev√≥ como cinco a√Īos para rendirme completamente a √Čl. Actualmente tengo 56 a√Īos y llevo cuatro viviendo en Haifa, Israel.

P.- C√≥mo es que decidiste servir al Se√Īor en Israel?.

R.- Yo estuve estudiando enfermer√≠a por un anhelo que hab√≠a siempre en m√≠ de ayudar a los dem√°s. Deseaba poder ayudar donde hubiera sufrimiento, auxiliar para mitigar su dolor y darles consuelo. Ya siendo cristiana, recib√≠ durante a√Īos una revista que se llamaba Noticias de Israel, un d√≠a apareci√≥ en un n√ļmero un Hospital en construcci√≥n y varios cristianos ayudando en esa obra. A partir de ese momento Dios puso en mi un enorme deseo de estar en Israel y poder ayudar, lo anhelaba con todo mi coraz√≥n. Esa revista la conserv√© durante muchos a√Īos y de vez en vez la sacaba para ver de nuevo la foto.

 

P.- Cómo es que te vas a servir al HOGAR EBENEZER en Haifa?.

R.- Hace muchos a√Īos tuve la oportunidad de conocer tanto a Myriam Levy (en ese tiempo presidenta de la AJMM), como al rabino Manuel Hern√°ndez y su esposa Celia. Hicimos una hermosa amistad y ellos me empezaron a enviar la revista Chalutzim. Me encantaba recibirla, me deleitaba leyendo cada uno de los art√≠culos. Un d√≠a apareci√≥ un reportaje en el que Myriam relataba su estancia en el Asilo Ebenezer Home, y ella ped√≠a que los lectores or√°ramos por voluntarios para ese lugar, ya que debido a la INTIFADA muy poca gente estaba dispuesta a ir a Israel a servir. As√≠ que habl√© con Myriam Levy y por medio de la AJMM fui aceptada como voluntaria en el asilo.

 

P.-Cu√°ndo llegaste al Asilo y c√≥mo han sido estos a√Īos de servicio al Se√Īor en este lugar?.

R.- Yo llegu√© en el a√Īo 2003 y ha sido todo un privilegio servir al Se√Īor en este lugar, han sido a√Īos de muchas satisfacciones. En el asilo hay muchos ancianos que son sobrevivientes del HOLOCAUSTO. Todos son creyentes en YESHUA, algunos incluso fueron l√≠deres de congregaciones.

 

P.- Cómo es para ti un día normal en el Hogar Ebenezer y cuántos voluntarios hay?.

R.- Bueno, los d√≠as son variados, a veces trabajo el turno de la noche y otros d√≠as me toca el turno matutino o el vespertino. Entre las tareas hay que ba√Īar a los ancianitos, cambiarlos, etc√©tera, pero lo hago con mucho amor. Dos d√≠as a la semana descanso. En este momento los voluntarios somos siete, pero en ocasiones han llegado a ser once.

 

P.- Cu√°l ha sido el momento m√°s dif√≠cil en todos estos a√Īos y cu√°l el m√°s hermoso?

R.- Lo m√°s dif√≠cil fue cuando me asaltaron las dudas acerca de si mi decisi√≥n era conforme a la voluntad del Se√Īor para mi vida, ya que cuando me fui a Israel la gente que me rodeaba y la mayor√≠a de los l√≠deres en mi iglesia no me entend√≠an; aunque con el paso del tiempo pudieron entender que mi decisi√≥n era la correcta y estaba dentro de los planes del Se√Īor para mi.

¬†¬†¬†¬† Lo m√°s hermoso fue cuando llegu√© al Asilo Ebenezer y me baj√© del taxi. No pod√≠a creer que estaba en ese lugar que hab√≠a visto solo a trav√©s de fotos, pero que ahora ser√≠a y es mi hogar. El sitio donde iba a servir al Se√Īor.

 

P.- Sabemos que ya te est√°s preparando para volver a finales del a√Īo a Israel ¬ŅQu√© te mueve a dar tu vida por estas personas?.

R.- Definitivamente es el amor que Dios puso en mi corazón hacia su pueblo. Me siento en mi espíritu como una más de ellos; si volvieran a poner las estrellas amarillas yo también me la pondría; estoy dispuesta a dar mi vida por el pueblo judío y por Israel.

 

P.- Tienes alguna palabra de aliento para los miembros de la AJMM y los lectores de Chalutzim?.

R.- Que pongan sus ojos y esperanza solamente en YESHUA, quien pronto regresar√° y pondr√° sus pies en el Monte de los Olivos como est√° escrito. Que siempre dependan de √Čl.