DE TODO UN POCO


"JUDÍO SOBREVIVIENTE DEL NAZISMO SALVA A CRISTIANOS PERSEGUIDOS EN SIRIA"

George Weindenfeld  es un sobreviviente del régimen nazi de Austria, que logró sobrevivir y escapar gracias a una operación de rescate llevada a cabo por un grupo de cristianos británicos.

 Weidenfeld, de 95 años, caballero de la corona británica, es ahora un multimillonario, dueño de la editora Weidenfeld & Nicolson,  que quiere invertir su dinero en una misión para ayudar a los cristianos que se encuentran bajo la amenaza del Estado Islámico en Irak y Siria. Él más que nadie entiende la importancia de este tipo de ayuda, dijo el empresario en una entrevista a The Times, afirmando que pagará la deuda que tiene con los cristianos.

En Siria e Irak los cristianos están sufriendo constantes ataques del Estado Islámico: sus aldeas son devastadas en ataques terroristas, y se castiga a sus pobladores con la decapitación y las crucifixiones.

La entidad que recibió ayuda de Weidenfeld rescató recientemente a 150 cristianos sirios que fueron llevados a Polonia. La operación de rescate se llevó a cabo en colaboración con la rama británica del Fondo Nacional Judío, que tomó la decisión de ayudar a Weidenfeld.

Se espera rescatar a dos mil familias más, por lo que la ayuda seguirá llegando de manera coordinada por el Fondo Bernabé, una agencia de ayuda internacional que trabaja con lo que llaman "la iglesia perseguida".

Durante la 2ª Guerra Mundial miles de judíos, principalmente mujeres y niños, fueron ayudados por cristianos que corrieron enormes riesgos personales para salvarlos de una muerte segura. "Tenemos una deuda de gratitud" dijo Weidenfeld. En la actualidad, más de cien millones de cristianos son perseguidos en el mundo por su fe en Jesús.

__________________________

 

PUBLICAR TEXTOS DE LA BIBLIA EN REDES SOCIALES AHORA ES UN DELITO EN NUEVA ZELANDA

Si un musulmán se siente ofendido por un mensaje acerca de Jesús o un homosexual se siente insultado porque alguien publica un versículo bíblico que condena la homosexualidad como pecado, corre el riesgo de ser penalizado por la nueva ley.

Nueva Zelanda incluso está penalizando el acoso cibernético. La nueva ley se aplica en los mensajes racistas, sexistas, homofóbicos, que envuelven críticas a una discapacidad física o una religión. Incluso un versículo de la Biblia también sería penalizado si resulta ofensivo para alguien.

Los que sean culpables, se enfrentan a un máximo de dos años de prisión. Si se demuestra que se produjo un suicidio debido a mensajes electrónicos, la pena mínima será de tres años. El asunto suena demencial, ya que la víctima puede solicitar incluso una indemnización de unos 134.000 mil dólares. El delito siempre será castigado si se descubre que han causado"angustia emocional severa" a la víctima. Desde la edad de 14 años, la persona tendrá que responder por sus declaraciones en las redes sociales.

 Una nueva agencia digital creada por el gobierno, es la responsable de examinar las denuncias de acoso cibernético. Protocolos de cooperación fueron firmados con las principales redes sociales como Facebook y Twitter, que proporcionarán acceso a los mensajes de carácter penal, siempre y cuando se haga en un plazo de 48 horas.