ENTREVISTA CON NANCY GERSHMAN-SANTIAGO

Myriam Levy-Chernoff


1.- En dónde naciste?

R.-Nací en North Dakota.                                      


2.- ¿Cuéntanos sobre tus antecedentes familiares? ¿De qué países eran? ¿eran religiosos? ¿seculares?

R.- Mis abuelos maternos emigraron de Odessa, Ucrania y se establecieron en Winnipeg, Manitoba (Canadá). Mis abuelos paternos emigraron de Minsk, Rusia y se establecieron en Grand Forks, Dakota del Norte. Mi abuelo ayudó a fundar la sinagoga en Grand Forks. Mi padre era el cuarto hijo de una familia de seis. Mi madre tenía tres hermanos en Winnipeg. Mis padres se conocieron cuando su hermana, que se había casado con un médico de Winnipeg, presentó a su hermano (mi padre) a la nueva recepcionista. Se enamoraron, se casaron y se establecieron en Grand Forks. También tuvieron seis hijos. Nos considerábamos judíos conservadores y solo asistíamos a la sinagoga en las fiestas judías. Se trataba más de la cultura y nuestras identidades como judíos que de ser religiosos. Me criaron con una perspectiva de "nosotros y ellos", ya que me dijeron que los gentiles, todos "ellos" eran cristianos y se me dio la sensación de que teníamos que protegernos de "ellos".

 

3.- ¿Cuéntanos cómo descubriste que Yeshua es el Mesías de Israel?

R.- Cuando era niña yo misma encendía las velas de Shabat los viernes por la noche. También era mi costumbre orar todas las noches por cada miembro de la familia (incluía mis tías, tíos y primos), pedía que no murieran, porque no sabía lo que les pasaría a ellos (¡o a mí!) después de nuestra muerte. Tenía mucho miedo a la muerte. Como resultado, cuando leí un artículo sobre la reencarnación, me aferré a ese concepto porque aliviaba algunos de mis temores. Pero eso abrió la puerta para buscar religiones orientales y profundizar en la Nueva Era. Cuando tenía dieciocho años, una noche, estando en un café de la Universidad de Minnesota, un joven se me acercó y me hizo preguntas acerca de Yeshua. En realidad, no sabía de qué estaba hablando.    

     Convivimos durante un par de meses, luego no supe de él durante algún tiempo. Mientras tanto, leía libros de gurús, tratando de llegar a un nivel espiritual más alto, aunque ni siquiera sabía realmente lo que eso significaba. Solo tenía hambre de D-os. Una noche, mientras miraba fijamente las velas de shabat, medité que esto no me estaba convirtiendo en una persona más humilde y compasiva. Ese mismo día después de la cena, mi hermana y yo tuvimos una gran pelea mientras limpiábamos la cocina. Me fui a mi habitación, cerré la puerta, me senté en la cama, y le pregunté a D-os "¿Cuánto tiempo lleva esto?" ¡Pensé que tenía algunas vidas más por las que pasar! Pero, inmediatamente escuché un "pensamiento" claro en mi cabeza, una voz que decía: "¡Haz la voluntad de D-os!". Así que me puse de pie y oré sinceramente a D-os: "Quiero que se haga tu voluntad en mi vida de ahora en adelante". Al día siguiente, ese joven que había conocido en la cafetería me llamó y me invitó a almorzar. Cuando llegamos al restaurante, me compartió un poco acerca de su experiencia en su fe. A lo que le contesté: "Eso es bueno. Hay tantos caminos hacia D-os como hombres”. A lo que me respondió: “No ... Yeshua dijo: Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie viene al Padre sino por mí” (Yohanan -Juan 14:6).

     Aunque no tenía antecedentes en las Escrituras, excepto por un libro de la Biblia que encontré en mi casa cuando era niña que narraba la historia de Abraham, mientras él hablaba de ese versículo, vi como si una luz blanca atravesara un velo gris y aclarara mi mente. Me asombré y exclamé: “¿Dijo que ÉL es el camino? ¿No es así o ése es el camino? "Mi amigo asintió y dijo: “Sí. Dijo que muchos intentarían trepar por otros caminos, pero eran como ladrones y salteadores" (Yohanan 10:1). Entonces, me fui a casa y oré: “Está bien Yeshua, si ERES el camino a D-os, entra en mi corazón”. ¡Y lo hizo! El Señor me mostró más tarde "Si alguno busca hacer la voluntad de Dios, sabrá si mis palabras vienen de mí o de Dios" (Yohanan 7:17).

                                                                    Foto: FAMILIA GERSHMAN

4.- Hubo algún cambio en tu vida después de haber aceptado a Yeshua como el Mesías anunciado en las Escrituras?

R.- ¡Sí! ¡Absolutamente! ¡Y fue inmediato! ¡Me desperté a la mañana siguiente y todo se veía diferente! Podía distinguir la diferencia entre la luz y la oscuridad, lo correcto y lo incorrecto por primera vez en mi vida. ¡Fue como si me hubieran dado nuevos ojos!

     Comencé a asistir a un estudio bíblico con otros adultos jóvenes. Cuando aprendí más acerca de este Mesías que había venido a morir por mí y rescatarme de mi pecado, ¡mi amor por Él creció!

     Debido a que había llegado a la fe sin conocimiento de la Biblia, no entendía que mi fe en la reencarnación no podía de alguna manera combinarse con mi fe en Yeshua. Tiré todos mis libros de gurús y todo lo que tuviera que ver con la astrología, la numerología, las cartas del tarot, etc. De hecho, D-os obró una liberación en mi vida. ¡La Palabra de Dios era ahora (y todavía es) mi estándar para la verdad!

     El otro cambio, por supuesto, fue que mi familia estaba MUY infeliz por haber descubierto quién es el Mesías. Mi Padre me citó el Shemá. Durante esta charla con él le mostré Isaías 53. Él leyó algunos versículos y lo apartó y dijo: “¿Por qué me estás mostrando esto? ¡Se trata de Jesús!” Cuando le indiqué que era el Tanaj (A.T.), se alejó sin saber qué decir. Poco tiempo después me enviaron a un rabino para que hablara conmigo.

 

5.- Sé que tienes hermosos talentos musicales, y que tienes 2 CD's, cuéntanos acerca de tu música.

R.- Cuando mis hijas eran pequeñas, me quejaba con D-os de que no tenía música judía mesiánica para ellas. Me dijo: Deja de quejarte “Kvetching” y empieza a componer canciones. En el transcurso de 3 años, me ayudó a escribir 10 canciones, algunas sobre nuestra identidad judía en el Mesías «¿Quién es Yeshua?» y «Mamá escuché», algunas otras sobre las festividades judías «En la Pascua recordamos»«Succot, Succot»,  «Restaurado» una canción de Janucá, otra sobre el nacimiento de Israel «En 1948» y una más sobre la preocupación espiritual que tenemos por nuestros miembros de la familia judía «Tío Joseph». Cuando por primera vez las canté en la convención “Messiah” en Harrisburgh, Pensilvania, la respuesta fue abrumadora. La música pareció resonar en los corazones de aquellos judíos mesiánicos en busca de su identidad musical, ya que a la mayoría de las familias, como a los que asistían a iglesias, les habían dicho que ya no eran judíos al creer en Yeshua (cuestión por supuesto que no es cierto, ¡en lo absoluto!). ¡Lo llamo mi Álbum de Crisis de Identidad Judía Mesiánica!

 

6.- Tus canciones están disponibles en Español e Inglés, ¿en dónde podemos comprar tu música en App y Cd’s?

 

“Entra en Mi Reposo” (Apple)  

https://music.apple.com/.../entra-en-mi-reposo/1570990507

“Entra en Mi Reposo” (Amazon) https://www.amazon.com/.../ref=cm_sw_r_cp_api_glt...

 

Aquí están los links para la versión en Inglés:

 

“Enter My Rest” (Apple)

https://music.apple.com/us/album/enter-my-rest/266978019

“Enter My Rest” (Amazon)

https://www.amazon.com/.../ref=cm_sw_r_cp_api_glt...

Para adquirir Cd’s pueden escribir a Nancy a su correo: nansan222@gmail.con

 

7.- ¿Qué mensaje les dirías a aquellos lectores judíos que no creen en Yeshua?

R.- Mira hacia arriba y pregúntale a D-os cuál es SU opinión. Dile que estás dispuesto a que se haga Su voluntad en tu vida, sea lo que sea. Y déjale saber que si Yeshua es el Mesías, estarás dispuesto a permitirle que te muestre que eso es verdad. Luego lee Isaías 53 y pídele que te revele las escrituras judías. Y date cuenta de que Yeshua y todos sus discípulos eran judíos. A menudo comento: lo peor que hizo la iglesia hacia nosotros como judíos, tomaron a nuestro Mesías, lo despojaron de su judaísmo, y luego nos mataron en Su Nombre. Si te vas a ofender, ¡oféndete con eso…!

Como resultado, les pediría a los lectores judíos que le pidan a D-os: "Hágase tu voluntad en mi vida de ahora en adelante". ¡El les dará oídos para escuchar!

 

8.- ¿Qué mensaje les daría a los judíos mesiánicos que nos lean?

R.- El Señor comprende lo que es ser rechazado y odiado por seguirlo. Así como Su vida fluye a través de Sus heridas, Su vida fluye a través de las nuestras. Porque como leemos en 2 Corintios 1:3,4 “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Yeshua el Mesías, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios”.

Corre a Él en busca de consuelo cuando seas perseguido por tu fe, y no permitas que la amargura eche raíces en ti. Perdona y ora por los que vienen en tu contra. Siempre es más difícil cuando se trata de aquellos a quienes amas. ¡Pero esas oraciones darán frutos! Varios miembros de mi familia han llegado a la fe, ¡incluyendo mis padres de 90 años!

Shalom!


Nancy Gershman-Santiago vive en Minnesota

Email: nansan222@gmail.con

 

Fotos de NANCY GERSHMAN-SANTIAGO

 Tomadas durante

   MASHIACH 1990

Nancy con Bernardette V. Berc.
Nancy cantando
Nancy, acompañada de Abby Schwartz y Helen Parker
 
Nancy cantando (guitarra Robert Kurrzweil
Nancy con el rabino Manuel Hernández (en "Messiah" 1988)