Editorial

Lic. Yolanda Guzik


   Queridos hermanos y amigos: de nueva cuenta les saludo deseando  que los artículos de esta publicación enriquezcan y alienten su vida.

A través del tiempo he visto como muchas personas cierran sus ojos para no ver lo que pasa a su alrededor. Mientras a ellos no les toque e malestar no les interesa la política de su país, ni lo que pasa en las diferentes esferas de la sociedad. Viven en su pequeño mundo.  D-os quiere que estemos atentos de lo que pasa a nuestro alrededor; también quiere que participemos en la sociedad, que seamos un factor de cambio o mejoría. Cuando el Señor nos llamó a ser “luz” no era para estar metidos en nuestras congregaciones encandilándonos unos a otros. Es necesario salir al mundo para brillar con la luz del Mesías, para llevar y vivir su mensaje de esperanza y ser agentes de su amor en una sociedad cada vez más afligida.

     El mundo  esta convulsionado: crecen los grupos violentos por doquier. El antisemitismo crece también en tanto que partidos y organizaciones de ultraderecha cobran cada vez más fuerza en Europa y Estados Unidos.  La economía europea está derrumbándose y la norteamericana es una bomba a punto de explotar. Esta grave crisis económica es el alimento ideal para que el antisemitismo crezca. El informe sobre antisemitismo en España 2010 señala que el 58.4 de los encuestados declaró que “los judíos tienen mucho poder porque vigilan la economía y los medios de comunicación”. La población judeofóbica ve o quiere ver al judío –a causa de una ignorancia natural o provocada- como símbolo de todo lo negativo en la modernidad y de la incertidumbre. En su desacierto se atreven a asegurar que Israel controla a Estados Unidos, responsabilizándolo por tanto de la inestabilidad global.

     En otro arista en el problema global, los próximos días serán muy difíciles para Israel a causa de la presión por parte de la ONU y de los países poderosos. Jerusalén ahora es codiciada descaradamente por los pueblos árabes, y el apoyo hacia Israel ha disminuido. El mundo se ha unido en un intento de  arrebatar a Jerusalén de las manos de nuestro pueblo. Los árabes quieren obligar a Israel a devolver las tierras que perdieron en las guerras que ellos mismos iniciaron. Olvidan que además de los derecho bíblicos que D-os le ha dado a Israel  sobre sus tierras, también es un asunto de derecho. La Ley Internacional no reconoce ningún derecho a poseer tierras ganadas por agresión, sin embargo cuando el territorio se gana mediante una defensa en contra de una invasión, la ley internacional no exige el retiro de estas tierras. Israel no instigó estas guerras, por tanto, ganó su tierra en un acto de legítima defensa y recuperación. Y aunque en la actualidad el espíritu del Islam es la fuerza de mayor maldad en el mundo (a través del terrorismo), el Espíritu de D-os es en realidad la fuerza más grande en todo el universo y D-os nunca ha perdido ni perderá en una confrontación. La Biblia establece que sólo el Mesías (Yeshua), el Príncipe  de Paz, traerá paz duradera a la región.

     Toda moneda tiene dos caras, así que cuanta más oscuridad haya en el mundo, también la Luz del Señor brillará con más intensidad para que su pueblo sea cubierto bao su gracia (como sucedió a la salida de Egipto).  En el judaísmo mesiánico estamos entrando en nueva etapa. Las Escrituras dicen que es tiempo de salvación para Israel; a partir de ahora veremos como nunca y en forma masiva, un despertar espiritual entre nuestra gente, con milagros y portentos de D-os. El número de judíos creyentes en Yeshua en Israel ha crecido más del 2000 por ciento corroborando el Nuevo Pacto anunciado por el profeta Jeremías (31:3).

     Para terminar: como ya están enterados este año cancelamos nuestra convención en Puerto Vallarta, sin embargo en octubre tendremos una serie de conferencias enla Ciudad de México. Para más información visita nuestra página web: www.ajmm.org.mx  Les informamos con gran alegría que el próximo año reanudaremos nuestra convención. SHALOM

 

Yolanda Guzik

yolandaguzik@hotmail.com