Mujeres JudŪas
"El Alto Precio de Ser Fiel"

Rebbetzin Celia C. de HernŠndez


¬†¬†¬†¬† La uni√≥n no siempre significa ¬ďfuerza¬Ē, as√≠ que un yugo desigual con los incr√©dulos puede ser una debilidad completa y un rotundo fracaso. Esto se refleja tambi√©n en el servicio al Se√Īor, pues Dios usa cosas o personas d√©biles, pero nunca impuras para su servicio. Hace unos d√≠as, se estremeci√≥ mi coraz√≥n al leer esa verdad divina en la historia de Israel. El 1er Libro de los Reyes (cap. 22) narra el pacto que hace el imp√≠o rey¬†Acab¬†con el rey Josafat, para ir a pelear contra¬†Ramot¬†de¬†Galaad. En¬†la Biblia¬†leemos que siendo Josafat ¬Ėrey de¬†Jud√°- un hombre temeroso del Se√Īor responde al rey de Israel como si estuvieran en la misa frecuencia espiritual:¬†¬ďYo soy como t√ļ, y mi pueblo como tu pueblo, y mis caballos como tus caballos¬Ē¬†(v.4). ¬°Qu√© contento debi√≥ ponerse¬†Acab¬†de tener una respuesta tan fraternal y amorosa del justo rey Josafat, que resultar√≠a a final de cuentas una desgracia nacional, una derrota rotunda!.

¬†¬†¬†¬† Leemos en el texto que Josafat ten√≠a deseo de consultar al Se√Īor por medio de un profeta verdadero, deseaba conocer la voluntad divina; as√≠ que para darle gusto¬†Acab¬†re√ļne a m√°s de 400 profetas a los cuales pregunta:¬†¬ď¬ŅIr√© a la guerra contra¬†Ramot¬†de¬†Galaad, o la dejar√©? Y ellos dijeron: ¬°sube, porque el Se√Īor la entregar√° en mano del rey!.¬Ē. Josafat no queda convencido con el vaticinio de aquellos negociantes de las cosas divinas, por lo que cuestiona inquieto:¬†¬ď¬ŅHay a√ļn aqu√≠ alg√ļn profeta de¬†Yahw√©h, por el cual consultemos?: El rey¬†Acab¬†de Israel respondi√≥ a Josafat: ¬ďA√ļn hay un var√≥n por el cual podr√≠amos consultar a Dios,¬†Mica√≠as¬†hijo de¬†Imla; mas yo le aborrezco, porque nunca me profetiza bien, sino solamente mal. Y Josafat dijo: No hable el rey as√≠. Entonces el rey llam√≥ a un oficial, y le dijo: Trae pronto a¬†Mica√≠a¬†hijo de¬†Imla¬Ē, al cual¬†Acab¬†como Josafat sentados con sus ropas reales le consultaron (22:7-9).

 

¬ŅQUIEN ERA EL PROFETA MICA√ćAS?

 

¬†¬†¬†¬† Era un hombre santo que conoc√≠a y serv√≠a a Dios, por tanto el Se√Īor le guiaba para aconsejar con sabidur√≠a. Su nombre significa ¬ęqui√©n como el Se√Īor¬Ľ. Para abreviar: era un verdadero siervo de Dios dispuesto a darle honra y ser usado por √Čl. Antes que agradar a los hombres,¬†Mica√≠as¬†estaba dispuesto a soportar persecuciones y amenazas de los dem√°s, sab√≠a a qui√©n serv√≠a, por tanto estaba dispuesto a declarar la verdad fuera buena o mala para el oyente. El problema es que el mensajero enviado por¬†Acab, le persuad√≠a para que s√≥lo dijera palabras que agradaran al rey ¬Ėas√≠ como lo hac√≠an los falsos profetas-.

¬†¬†¬†¬† Como leemos en este pasaje, esta situaci√≥n siempre es una prueba muy fuerte para todos aquellos que desean realmente agradar a Dios. Pablo dijo ¬ęsi agradare a los hombres no ser√≠a siervo de¬†Yeshua¬†ha¬†Mashiach¬Ľ (Gal¬†1:10), as√≠ que con m√°s diligencia sus siervos tenemos que estar siempre dispuestos a pasar la prueba de fidelidad. Es decir, mostrar con nuestras acciones que realmente amamos a Dios, lo cual nos confina muchas veces a la soledad y el repudio; a√ļn incluso por los que m√°s amamos.

¬†¬†¬†¬† ¬ŅQuieren que les confiese algo? Estar sola por tus creencias y convicciones no es f√°cil, se desgarra el coraz√≥n. Las mujeres por naturaleza somos m√°s sociables que los hombres y que te a√≠slen a causa de tu fe y principios causa dolor. Sin embargo no podemos caer en el enga√Īo de la popularidad social. Y es que en el caso de los obradores de iniquidad siempre quieren o√≠r cosas agradables y los que buscan contentar a la gente, siempre llevaran la ¬ďfiesta en paz¬Ē para no ocasionarse molestias ni malos ratos.

 

MICA√ćAS ERA FIEL

 

¬† ¬†¬†¬†¬ęLo que el Se√Īor me hablare, eso dir√©¬Ľ¬†-le respondi√≥¬†Mica√≠as¬†al enviado del rey¬†Acab. ¬ŅNosotros estamos dispuestos a hablar¬†la Palabra¬†del Se√Īor tal como va, √≥ la cambiaremos por un mensaje falso y dulz√≥n para agradar a los otros cuando a veces en realidad es amarga? Esto me recuerda a una medicina que actualmente tomo, es fea y amarga, pero la tomo en espera de recobrar la salud.¬†La Palabra¬†divina a veces hiere como una espada y amarga las entra√Īas como sucedi√≥ con Jerem√≠as. En alguna ocasi√≥n le√≠ que le dijeron a Mart√≠n¬†Lutero¬†¬ętodo mundo est√° contra ti¬Ľ¬†a lo que √©l respondi√≥¬†¬ę¬°Entonces yo estoy contra todo el mundo!¬Ľ.

¬†¬†¬†¬† Un verdadero hijo y siervo de Dios nunca rehusar√° declarar √≠ntegro el consejo divino (Hechos 20:27). El profeta Jerem√≠as ya lo dijo:¬†¬ďAqu√©l a quien fuere mi Palabra, cuente mi palabra verdadera ¬ŅQu√© tiene que ver la paja con el trigo? Dice Adonai.¬Ē¬†(23:28). Y saben queridas hermanas, manejamos mal¬†la Palabra¬†y con enga√Īo cuando desv√≠a el filo de la espada para que no toque el coraz√≥n de los oyentes. Lean por favor el 1er Libro de los Reyes (cap¬†22:17).

 

¬ŅQUE RECIBI√ď MICA√ćAS A CAMBIO DE SER FIEL?

 

¬†¬†¬†¬† Simplemente recibi√≥ odio; sus palabras como en anteriores ocasiones no agradaron a su majestad¬†Acab; as√≠ como¬†la Palabra¬†de Dios no agradar√° a las personas soberbias o incr√©dulas que rechazan el mensaje y s√≥lo gustan de ¬ďcosquillas¬Ē agradables a sus o√≠dos.

¬†¬†¬†¬†¬†¬ŅRecuerdan a Esteban el primer m√°rtir y¬†shamash¬†(di√°cono) en el juda√≠smo mesi√°nico del primer siglo?.¬†La Escritura¬†dice que los hombres ¬ďrechinaban los dientes¬Ē cuando √©l hablaba¬†la Palabra. No¬†debemos olvidar nunca que la mente mundana y carnal est√° en eterna enemistad contra Dios. Es muy claro que si¬†Acab¬†amara a Dios nunca hubiera rechazado el consejo divino y por tanto aborrecido a su mensajero.

¬†¬†¬†¬†¬†¬ďTodo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz para que sus obras no sean reprendidas¬Ē¬†(Juan 3:20). En aquella ocasi√≥n que hemos venido relatando, se burlaron de¬†Mica√≠as¬†y¬†Sedequ√≠as¬†incluso se atrevi√≥ a golpearlo en la mejilla (1¬ļ Reyes 22:24).¬†¬ŅQu√© saben del¬†Ruach¬†ha¬†Kodesh¬†(E.S.) los falsos profetas y maestros, los profesionales de la religi√≥n interesados siempre por la paga y en agradar al hombre, pero desconocedores siempre de la voluntad del Se√Īor?.

¬†¬†¬†¬†¬† No olvidemos que nuestro lugar est√° fuera del campamento de la mundanalidad, llevando con frecuencia -como le sucedi√≥ al Mes√≠as¬†Yeshua-., el vituperio del pecado de los dem√°s fuera del campamento. Al profeta¬†Mica√≠as¬†le toc√≥ ser aborrecido por lo que hablaba, como tambi√©n fue abofeteado, encarcelado y angustiado. Incluso a causa de su obediencia e integridad el rey¬†Acabdio la orden de mantenerlo con ¬ďpan de angustia¬Ē y ¬ďagua de aflicci√≥n¬Ē hasta que regresara de la guerra en paz.

¬†¬†¬† Los incr√©dulos pueden encadenar y aprisionar a los siervos, mas no¬†la Palabra¬†del Se√Īor pues su Esp√≠ritu sopla por doquier con absoluta libertad. Muchos siglos despu√©s, cuando encarcelaron a Juan¬†Bunyan¬†naci√≥ su famoso libro¬†¬ďEl progreso del peregrino¬Ē, mismo que a trav√©s de los a√Īos ha sido bendici√≥n para millones de personas.

¬†¬†¬†¬†¬†La Escritura¬†divina se cumplir√° rengl√≥n por rengl√≥n, letra por letra. As√≠ sucedi√≥ con¬†Acab¬†y as√≠ ocurrir√° siempre. En el pasaje que hemos venido narrando, leemos que una flecha acab√≥ con su vida aunque fuera a la guerra ¬ďdisfrazado¬Ē para que no le reconocieran. As√≠ que el Esp√≠ritu del Se√Īor se convirti√≥ en el detective divino y¬†Acab¬†perdi√≥ la vida como le anunci√≥ el profeta.

¬†¬†¬†¬† En el mundo el ser humano puede encontrar muchas maneras de disfrazarse, pero lo cierto es que jam√°s podr√° escapar del juicio divino y de la presencia del Se√Īor, quien todo lo ve y todo lo sabe. Por eso es Dios.

¬†¬†¬†¬†¬†El abrigo de moralidad y religiosidad con el que muchos se cubren ante la sociedad, en realidad nunca podr√° esconder delante de Dios el pecado de un coraz√≥n rebelde e incr√©dulo¬†¬ďPorque el Se√Īor no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que est√° delante de sus ojos, pero el Se√Īor mira el coraz√≥n¬Ē¬†(1¬†Sam¬†16:7).

¬†¬†¬†¬†¬†La Palabra¬†del Se√Īor siempre se cumplir√°, no hay forma de que mortal alguno la evite, as√≠ que la exhortaci√≥n mis queridas hermanas y amigas, al igual que a las personas que amablemente leen esta secci√≥n, es que no tengamos en poco el mensaje de Dios, que as√≠ como lo tomaron por cierto, confiable y eterno los patriarcas, profetas, ap√≥stoles y todos los justos que nos antecedieron en la fe: nosotras lo tomemos con la misma seriedad y humildad (en esta √©poca donde incr√©dulos y blasfemos pasean a toda hora su lengua contra el cielo).¬†Shalom.

_____________________

La rebbetzin Celia C. de Hernández, es consejera espiritual de la AJMM

E-mail: celiah51@hotmail.com