Editorial

Yolanda Guzik


Queridos hermanos y amigos, una vez más los saludo deseando que la paz del Mesías y su amor sostengan.

La historia se repite, las condiciones parecen ser las mismas que en los años previos a la Segunda Guerra Mundial, los diversos líderes políticos no querían ver el peligro que representaba Hitler para la humanidad, como tampoco ahora los líderes quieren ver el peligro que representa el Islam, ni la amenaza real de Irán, ni tampoco toman en serio los planes perversos de Mahmud Ahmadineyad, el moderno Hamman.

     A causa de esta ceguera e indiferencia de los poderosos, muchos de nuestros hermanos cristianos alrededor del mundo están sufriendo persecución como nunca antes en la historia moderna. Según la ONG «Open Doors»: “Los cristianos forman hoy parte de los grupos religiosos más perseguidos en el mundo”.  También dice que la situación ha empeorado para esta fe, especialmente en las regiones donde ha cobrado más fuerza el fundamentalismo islámico. En Egipto las cosas se han deteriorado tras la caída de Hosni Mubarak, sumiéndose en una constante agitación anticristiana por parte de los musulmanes radicales.

     Bajo el título “Los 50 países en donde la fe es más costosa”, Open Doors publica la lista y el mapa mundial de esta persecución, enfocándose en los casos más graves: Corea de Norte ocupa el puesto número uno y le siguen Afganistán, Arabia Saudita, Somalia e Irán. Pero también se encuentran: Libia, Siria, Turquía, Irak, Jordania, los territorios palestinos y Egipto, entre muchos otros. En estos países los cristianos no pueden ejercer su derecho a practicar un culto distinto al de la mayoría, además de que la integridad física de las familias se ve amenazada.  

     En el transcurso del año 2011, 398 cristianos murieron como mártires y fueron Nigeria, Egipto e Irán los países con mayor número de muertos por motivos religiosos. “La persecución… se desarrolla en varias etapas. La opresión, la discriminación y las violaciones a los derechos básicos…. Pueden desembocar a largo plazo en una grave persecución”, señala el informe. Vemos pues que lo mismo sucedió en la Alemania nazi.

     Mientras la persecución contra los cristianos se intensifica, también el antisemitismo crece.  Aunque muchos no lo crean, no lo entiendan, o no lo quieran aceptar, la realidad es que en el mundo se sostiene una batalla sin tregua entre el bien y el mal. Si los creyentes permanecemos callados o indiferentes  el mal avanzará y ganará terreno. Decía Martin Luther King que: “Nuestra generación no se habrá lamentado tanto de los crímenes de los perversos, como del estremecedor silencio de los bondadosos”.   

      Como judíos y durante muchos siglos hemos vivido estás amargas experiencias una y otra vez. Cómo hubiéramos deseado en el pasado que más justos en el mundo hubieran alzado la voz por nuestra gente. Así que si a ellos los persiguen a nosotros también nos persiguen. Es necesario vivir conforme a la regla de oro que nos dejó “Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas” (Mat 7:28). Oremos por nuestros hermanos, pero también usemos los medios, el internet, las redes sociales, foros universitarios y cuanto esté a nuestro alcance para alzar nuestra voz.

     Vemos como el odio, la xenofobia y el antisemitismo son propagados por los medios de comunicación y el internet. Hasta hace poco el antisemitismo era una realidad silenciosa en este país (México), sin embargo la situación ha ido empeorando al punto que han buscado un chivo expiatorio entre nosotros los judíos y culparnos  de todo lo malo que sucede. Próximamente subiremos a la red una entrevista que Leonardo Schwebel hace al rabino Manuel Hernández en la que se denuncia con todas sus letras un brote de antisemitismo (utilizando como pretexto un ilícito de una persona de origen judío de la ciudad de México).

     En cosas más amables, ya estamos trabajando en nuestra XXIII convención Nacional “Mashiach 2012” (Julio 18-22 en Puerto Vallarta). Planea con tiempo y envíanos tu anticipo para que puedas asistir y gozarte en este maravilloso e inolvidable evento. SHALOM (*Pregunta al correo de tu servidora o al de la AJMM por costos y requisitos).

Lic. Yolanda Guzik.

 e-mail:  yolandaguzik@hotmail.com