PUBLICADO EN EL ISRAEL TODAY
CORTE EN ISRAEL RECONOCE CONGREGACIÓN JUDÍA


Jueves, 30 de enero de 2014. David Lazarus

Los judíos mesiánicos han dado un paso más en su lucha por que los reconozcan en Israel. Esta vez un tribunal judicial determinó que una congregación mesiánica en Jerusalén recibirá la misma exención fiscal total que reciben las sinagogas.

La lucha comenzó en el 2010 cuando miembros ultra-ortodoxos del Knesset (parlamento) aprobaron una ley en la que se excluía a todas las sinagogas de pagar impuestos municipales; fue así que abogados del Instituto de Justicia de Jerusalén (JIJ) pidieron a la corte que se hiciera lo mismo con una congregación mesiánica ubicada en la capital y ganaron.

Según el JIJ, dado que el caso comenzó en el 2010, a las congregaciones que ahora soliciten este descuento se les reembolsarán de manera retroactiva todos los impuestos municipales que pagaron en los últimos tres años. El JIJ está alentando a todas las congregaciones mesiánicas a solicitar la exención de impuestos que pagan por sus instalaciones.

Y como con cualquier ley nueva, tiene que definirse y establecerse y ya enfrenta oposición.

Los israelíes seculares están hartos de la corrupción y escándalos de los rabinos y las organizaciones religiosas y no les parece que las sinagogas no paguen impuestos municipales. Muchos sienten que los judíos religiosos son una carga innecesaria en la lucha de Israel por su bienestar.

Aparentemente el nuevo partido secular Yesh Atid (hay futuro) que cuenta con muchos seguidores, propuso al Knesset que eliminara la exención fiscal a las sinagogas. Lapid, líder del partido, obtuvo apoyo de muchos judíos mesiánicos en las elecciones pasadas sobre todo por sus propuestas de igualdad económica.

Cuando se interrogó al líder de la congregación en la corte acerca de los instrumentos y bocinas que había en las instalaciones, él dijo: “en nuestras reuniones oramos y estudiamos la Torá. Tocamos instrumentos musicales y tenemos un sistema de sonido para la alabanza. Creemos que según el libro de los Salmos debemos alabar a D-os con todo tipo de instrumentos”.

Al otorgar la exención total de impuestos a la congregación mesiánica, la Suprema Corte se refirió a ella como ‘una organización judío-mesiánica sin ánimos de lucro que proporciona un santuario de oración para todos sus miembros’. Es claro que la corte no considera a la congregación una iglesia, sin embargo, tampoco la denomina sinagoga.