EDITORIAL


Queridos hermanos y amigos. Estamos cerrando el 2016, que como todos los años nos dejó cosas buenas y malas, sin embargo, es tiempo de reflexión, de hacer un recuento y agradecer a D-os por todo lo vivido, tomar conciencia de los retos que tenemos por delante; pedirle que nos ayude a enfrentarlos con sabiduría y fortaleza.

   Si somos de las personas que vivimos encerradas en nuestro mundo, es hora que abramos nuestros ojos y veamos más allá para que los acontecimientos no nos tomen por sorpresa.

   ¿Sabían que la práctica de extracción forzada de órganos está vigente en China y los cristianos que asisten a las iglesias en casas se encuentran entre las víctimas? Hay unos 80 mil trasplantes al año y el gobierno chino está involucrado. En el foro internacional sobre este tema (Berlín 2016) concluyeron: "¿Cómo podemos tolerar este crimen y guardar silencio?"..

   China es un país oficialmente ateo y es al mismo tiempo el que más Biblias imprime en el mundo (150 millones al año). El aumento de cristianos preocupa al régimen y se calcula que en el año 2030 China será el país con más cristianos en el mundo, a pesar de que son vigilados y muchos han sido encarcelados y otros han perdido la vida.

   En Arabia Saudita, como en la mayoría de los países de Medio Oriente, las iglesias están prohibidas y dejar el islam se castiga con la decapitación. Pero existe un portal al mundo exterior: internet.  A través de la computadora los creyentes pueden leer la Biblia, asegurándose de borrar su historial en la red para que sus familiares no los descubran.

   A través de internet los creyentes árabes se ponen en contacto con otros ex musulmanes en el extranjero que les enseñan más acerca de Jesús. También el número de creyentes ha aumentado en el Cuerno de áfrica, a pesar del alto precio que conlleva la decisión de dejar el islam.

   Según la ONG Open Doors, los cristianos en Asia y Africa tienen que vivir su fe en silencio por el peligro que corren. A excepción de países como Corea del Norte, la gran mayoría son musulmanes, hinduistas o budista, por lo que al creer en Jesús son perseguidos, amenazados y con serias consecuencias: (exilio, pérdida de ingresos, trabajo, destrucción de propiedades e incluso la muerte).

   ¿Qué es lo que hace que tantos cristianos en el mundo estén dispuestos al ostracismo, persecución, arriesgar sus vidas y aun morir de forma cruel?  Será que Yeshua el Mesías les ha dado una esperanza que antes no tenían, será que en él han conocido el perdón y un amor incondicional que llena sus corazones?   

   Nosotros que tenemos libertad para compartir de nuestra fe en Yeshua sin miedo a que nos maten, ¿lo hacemos?, ¿O el temor a las críticas nos paraliza? Yo te animo a que compartas de Yeshua sin miedo. Muchos paisanos viven con un gran vacío, el dinero y los logros no los han hecho felices, pero tú y yo tenemos el mensaje de amor y esperanza que puede cambiar sus vidas, no seas egoísta y compárteles esa agua que satisfará para siempre su sed interior.

   Yeshua dijo: "mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna".

_____________________

 

Yolanda Guzik: email:  yolandaguzik@hotmail.com