Meditando en la Sinagoga
Operación "Plomo Fundido"
- Cuando la profecía, la defensa de un pueblo y el antisemitismo se cruzaron -

M.T. Rabino Manuel Hernández G.


Prácticamente a casi todas las sociedades les tomó por sorpresa la llamada operación <<Plomo fundido>> implementada el día 26 de diciembre del agónico año 2008. Diarios y televisoras daban la voz de alarma mundial acusando a Israel por iniciar una “cruenta” guerra contra un pueblo aparentemente inocente y pacífico, olvidando decir que los terrorista de Hamás habían roto anticipadamente una tregua de seis meses.
      Tratando de ser objetivo en mi comentario, hasta donde el conocimiento de los hechos y las capacidades me lo permitan: habré de señalar que la mayor parte de la prensa mundial ha guardado una parcialidad absoluta y por tanto tendenciosa, presentando a los palestinos belicosos de Hamás (en la franja de Gaza) como víctimas y al ejército israelí como un agresor implacable.
      Se tendrá que decir también que existen en el mundo cuando menos una decena de conflictos bélicos que merecen mayor atención a causa de su tamaño y número de víctimas, sin embargo la prensa internacional se ha ido con todo en contra de Israel, provocando una ola de antisemitismo internacional no vista desde antes de la 2da Guerra Mundial.
      En los días que corren la guerra de Irak ha sido olvidada, a pesar de que las muertes suman por miles y los daños resultan incalculables. Olvidada ha sido también la guerra de Afganistán (primer productor de opio en el mundo), al igual que el reciente acto terrorista en la India (Bombay) en el que murieron 172 personas y más de 300 resultaron heridas (muchas de las víctimas se encontraban en un centro judío, entre ellas el rabino y su esposa).
      En Georgia un conflicto interno separatista desató una guerra con Rusia que cobró más de 2,000 muertes. En Africa, la Guinea Conakry, el Congo, Zimbaue y Somalia, decenas de miles de personas han muerto a causa de la guerra y el caos, sin que importe mayor cosa a la prensa internacional. En nuestro país en el año recién concluido (2008) y de acuerdo a cifras publicadas por el diario El Universal  5,630 personas fueron ejecutadas por bandas criminales. Solamente en Ciudad Juárez 1633, en Baja California 689 y en Sinaloa 950, sin que ninguna autoridad ponga orden por lo que la impunidad ha cobrado ya carta de naturalización.
      ¿Ningún conflicto de todos los anteriores vale la pena cubrir por ahora, o es la oportunidad para dejar salir el viejo antisemitismo? ¿O será que ante la crisis económica mundial los poderosos de la tierra desean nuevamente convertir al pueblo judío en el “chivo expiatorio”? En ambos casos hay mucha maldad, parcialidad y ausencia total de ética.
      Además de todo lo anterior, la prensa mundial ha guardado absoluto silencio respecto a los antecedentes del conflicto. Se les ha “olvidado” decir que desde el año 2001 los terroristas de Hamás han estado lanzando desde Gaza precisamente, cientos y cientos de cohetes, desoyendo una y otra vez las advertencias del estado israelí; cohetes y misíles proporcionados por países como Irán y Siria. Incluso el domingo 11 de enero (2009) lanzaron 17 cohetes más. ¿Por qué los diarios y televisoras que ahora se desgañitan y desgarran las vestiduras por lo sucedido en Gaza nunca condenaron a los palestinos de Hamás y a quienes los estuvieron armando?. ¿La paz, vidas y bienes de los israelitas carecen de valor? ¿No es acaso la misma actitud hipócrita guardada durante siglos en Europa por las distintas monarquías y gobiernos? ¿De nada sirvió para las conciencias antisemitas la terrible experiencia del Holocausto?.
      La crisis ya se dejaba ver. La tregua pactada con Hamás a través del gobierno de Egipto concluyó el 19 de diciembre de 2008. El problema de fondo es que Hamás no cumplió con lo pactado, y pese a la tregua continuó enviando cohetes desde Gaza. La sociedad israelí soportó una y otra vez la agresión de los palestinos, presionando a sus autoridades en busca de protección. Los medios de comunicación locales difundieron continuamente la bitácora de las agresiones: no así la prensa internacional que en ningún momento les concedió importancia.
      En diciembre pasado (días antes de que Israel tomara la decisión de defender a su gente), varias notas del diario israelí AURORA advertían el agotamiento de la paciencia:

-“...Los cohetes y proyectiles de morteros que caen sobre Israel desde 2001 y que se incrementaron después de la retirada israelí de este territorio palestino, siguieron cayendo en los seis meses de la tregua, aunque en dimensiones más reducidas. La tregua ha permitido a Hamás no solamente consolidarse en el poder en Gaza, sino mejorar notablemente su preparación militar con el asesoramiento de sus “hermanos” terroristas del Hezbollah libanés mientras aumenta su arsenal de cohetes (incluso tierra-aire) y morteros con alcance superior que cubre hoy una zona de Israel con una población de más de medio millón de habitantes, incluyendo la ciudad portuaria de Ashdod. Todo ello, por gentileza de Teherán y Damasco” (artículo del periodista Samuel Hadás).

-“...TERRORISTAS PALESTINOS SIGUEN DISPARANDO COHETES DESDE GAZA. Terroristas palestinos dispararon siete cohetes Kasam desde la franja de Gaza hacia las comunidades del sur del país. Los proyectiles explotaron en el Consejo Regional de Eshkol  ...Nos despertamos con los sonidos del sistema de alerta y las explosiones, declaró un administrador comunitario de los kibutzim del Consejo ...Estos proyectiles se sumaron a los nueve cohetes Kasam disparados un día antes ...en la ciudad de Sderot”. (AURORA No. 2545, 18/Dic/2008).

      En medio de tanta desinformación y parcialidad, la agencia BBC de Londres publicó una nota apegada a la realidad de medio oriente. Entre otras cosas señalaba que antes de que Israel respondiera las múltiples agresiones de Hamás: “...más de 50 cohetes han sido lanzados desde Gaza hacia el sur de Israel desde el martes”. Luego recogía la advertencia del gobierno israelí: <<...El gobierno de Israel advirtió al grupo palestino Hamas que si no deja de lanzar cohetes hacia territorio israelí tendrá que sufrir las consecuencias>> (25/Dic/2008). Lamentablemente el odio de Hamás desoyó la advertencia y vino la respuesta, lo que corrobora que no hay “víctimas” palestinas en Gaza. Lo que sí hay es una estrategia violenta contra el Estado de Israel, que incluye un manejo de medios que supera toda ciencia ficción con la intención de hacer pasar a Israel como un agresor implacable y a los palestinos de Hamás en Gaza como “víctimas” (exponiendo y haciendo participar a la población civil en sus actos de guerra –con las consecuencias que todos hemos observado en la televisión y los diarios, actos que confunden a los desinformados y provocan brotes de antiísraelismo y antisemitismo).
      Habrá de decirse que se trata en esencia de un conflicto político; el problema es que los enemigos de Israel echan mano de todo para enlodar su imagen.
      Lamentablemente todo indica que el milenario antisemitismo sigue aprisionando los corazones y las conciencias de una buena parte de la cristiandad. Por lo que se aprecia en la mayoría de la prensa y ciertos sectores de las distintitas sociedades, desearían que el casi bi-milenario “judío errante” no se defendiera. De su cuenta y de acuerdo a comentarios leídos y escuchados, Israel tendría que dejarse aniquilar y no defenderse. ¿Esto es justo? ¿Se les hicieron pocos 19 siglos de persecución, humillación y saqueo continuo de sus bienes? ¿Con esto creen agradar a D-os? ¿Nunca han leído en la Biblia que “el que toca a Israel, toca la niña del ojo de Dios”? (Zejaryah-Zacarías 2:8). Muchos de los distintos líderes cristianos se han olvidado de sus raíces envueltos en un añejo odio que sin duda debe lastimar el corazón de D-os, siendo al efecto necesario recordar las palabras de Yeshua a la samaritana: “…Ustedes adoran lo que no conocen, nosotros adoramos lo que conocemos, porque la salvación viene de los judíos” (Juan 4.22).
      En Alemania los judíos están sufriendo una ola de ofensas y persecuciones por parte de grupos neo-nazis y musulmanes turcos. En Francfort las consignas subieron tanto de tono que se atrevieron a gritar “¡metan a los judíos a la cámara de gas!” (Diario Mural, 11/Ene/2009). ¿Dónde están las voces de líderes políticos y religiosos que conminen al respeto y la prudencia?. Israel tiene todo el derecho de defenderse. El comentario del presidente israelí, Shimón Peres resume en unas cuántas palabras la estupidez de la guerra iniciada por Hamás:

 “...No recuerdo una guerra sin lógica como la que Hamás inició. Me pregunto cuáles son las razones del ataque o sus objetivos. Está claro que en Gaza no hay ningún israelí, ni soldado ni civil. Israel no actúa contra el pueblo palestino ni tiene el deseo de provocar dolor a la población inocente pero llegamos a una situación en la que no existe alternativa y debemos defender a nuestros civiles” (Aurora, No. 2547, 1/Ene/2009).

      Rab Shaul, el San Pablo de los gentiles, advierte también a la cristiandad de todos los tiempos: “…¿Ha desechado Dios a su pueblo (Israel)? En ninguna manera. Porque también yo soy israelita  ..porque a vosotros hablo, gentiles ..no te jactes contra las ramas; y si te jactas, sabe que no sustentas tú a la raíz (Israel), sino la raíz a ti  ..no te ensoberbezcas, sino teme  ...que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles; y luego todo Israel será salvo como está escrito  ..Así que en cuanto al evangelio son enemigos por causa de vosotros; pero en cuanto a la elección son amados por causa de los padres. Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios” (Rom cap. 11).
     En estricto sentido de justicia, Israel, como cualquier pueblo tiene derecho a defender a su gente y a su territorio. En alguna ocasión alguien de la prensa quiso humillar al general Moshé Dayán, preguntándole si todavía mantenía su pueblo el “síndrome de Masada”, respondiéndole con la firmeza que le caracterizó siempre: “¡No, ahora tenemos el síndrome de Sansón!”.
     En lo personal como rabino y como teólogo sé perfectamente que Israel es y será siempre un pueblo especial para D-os. Un instrumento de su amor y gracia para todas las naciones (aunque las naciones no lo entiendan así). Sin el pueblo judío no hay revelación, ni patriarcas, ni profetas. Pero sobre todo, sin el pueblo judío no hubiera un Mesías que nos vino a reconciliar a los hombres pecadores: a judíos y no judíos, a esa Humanidad caída que se rebela contra D-os una y otra vez, pero que con los labios dice “creer” en El.
      Considero también que como escritor y periodista (me inicié en el periodismo hace más de 25 años y como escritor mis obras han recibido espacio en las principales universidades y bibliotecas del mundo), tengo el derecho a opinar. Nadie me puede privar de decir lo que pienso, excepto mis propias limitaciones. Por tanto, me uno al pensamiento del periodista francés Emile Zola, quien hace poco más de un siglo recriminara el odio francés contra el único oficial judío (el capitán Alfred Dreyfus) a quien injustamente se acusara de traición y otros cargos), que finalmente y luego de dolorosos años de prisión y exilio, se comprobara su inocencia. Aquí un fragmento de su famosa Carta a Francia:

“…Cada mañana, al leer en los periódicos lo que al parecer piensas de este lamentable caso Dreyfus, aumenta mi estupor y se solivianta mi espíritu. ¿Cómo? Francia, ¿eres tú la que has llegado a eso, a convencerte de las mentiras más evidentes, a atacar gente honrada al lado de la turba de malhechores...” (Yo Acuso, Tusquets Editores, España 1998, págs. 57-58).
 
     Para concluir y tratando de edificar la fe de los lectores, reproduzco un texto de la profecía bíblica: “…En aquel día yo pondré a Jerusalén por piedra pesada a todos los pueblos; todos los que se la cargaren serán despedazados, bien que todas las naciones de la tierra se juntarán contra ella” –para luego agregar el texto la presencia poderosa del Mesías- “...Y en aquel día Yo procuraré destruir a todas las naciones que vinieren contra Jerusalén. Y derramaré sobre la casa de David y los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito” (Zac 12:3,9-10) ¿Continuará en su torpeza ese sector del mundo occidental que se empecina en querer destruir a Israel apoyando a Hamás y socios, o en una reflexión congruente y sensata actuará con justicia midiendo sus palabras, hechos y juicios condenatorios? Esperemos que así sea, de lo contrario y de acuerdo a las Sagradas Escrituras, ese sector se encontrará en lucha frontal contra D-os, a quien rogamos por la paz de Israel y por su bendición para judíos y cristianos que deseamos vivir conforme a su voluntad. ¡Amén!.
_________________

El rabino Manuel Hernández Gómez es consejero espiritual de la AJMM. Es Abogado (Universidad de Guadalajara) y tiene Licenciatura y Maestría en Teología por la Universidad FLET de Miami. www.mhernandez.com.mx

E-mail: mahergo50@hotmail.com