Amor y Milagros
Boda de Joel Chernoff y Myriam Levy


Todo parecía venirse abajo, que la boda no se podría celebrar. Los preparativos que por meses con tanto amor y paciencia habían llevado a cabo, a última hora parecían derrumbarse ante las circunstancias climáticas. De pronto, unos días antes, los medios de comunicación comenzaron a alertar a la población diciendo que el huracán más poderoso de la historia, nombrado "Patricia", pegaría justo en la costa del https://scontent-lax3-1.xx.fbcdn.net/hphotos-xlp1/t31.0-8/920677_10206808505749287_2578904290325942090_o.jpgEstado de Jalisco. Las noticias eran tan alarmantes que muchos de los invitados que vendrían de Estados Unidos y otros países, cancelaron a última hora su asistencia, incluso alguna persona ya estando en Guadalajara (la capital de Jalisco y lugar donde se celebraría la boda) prefirió huir ante el peligro inminente.

Sin embargo y como siempre ha sucedido con el pueblo de D-os a través de la historia, judíos y cristianos que amamos y confiamos en el Señor comenzamos a clamar por su protección. En primer término por los habitantes de la costa, muchos de ellos con casas frágiles para un monstruo como "Patricia" que amenazaba con destruir todo. En segundo, por protección para los habitantes de la zona donde iba a transitar el huracán, y tercero, por la boda de Joel y Myriam. D-os respondió a nuestros ruegos y a los de tanta gente, haciendo un milagro más poderoso aún que el huracán que nos amenazaba con muerte y destrucción.

El viernes 23 de octubre (2015) el rabino Manuel Hernández desde la sinagoga mandó un correo diciéndonos a todos los miembros, que el que quisiera y tuviera fe que D-os nos iba a cuidar, que fuera, que nos estaba esperando en la hora de siempre para iniciar el shabat. Así que, mientras en la costa el huracán tocaba tierra con vientos de 300 kms por hora, afuera de la sinagoga caía una llovizna casi imperceptible, mientras dentro adorábamos al D-os de Abraham, Isaac y Jacob, para luego escuchar su Palabra y convivir con un nutrido grupo de queridos hermanos que celebraron con nosotros ese inolvidable shabat. Entre otros estuvieron los rabinos Paul Liberman, David Chernoff, Erik Lakatos, así como Vince Iantorno, su esposa Deborah Kline-Iantorno, Hope Edelstein, y Gisela Lakatos, por mencionar algunos.

De la sinagoga Beth Shalom de la ciudad de México estuvieron Carolina Tacher, Eduardo Haber, Miriam Motola, como también nos acompañaron Jackie Cohen, Rosa Bobry, Elizabeth Dayán, SallyReisman, etcétera. Como siempre al final del shabat compartimos una deliciosa cena en un clima cálido y fraternal, en tanto que en la calle las cosas permanecían en calma total.

La boda estaba programada para las 6:00 p.m., del sábado 24. En la madrugada llovió fuerte y en la tarde estuvo lloviznando. Pero como siempre que D-os interviene, y valga decir que él nunca hace un milagro a medias, además de no perderse una sola vida humana en Jalisco (ni en el vecino Estado de Colima), 20 minutos antes de iniciar la ceremonia continuaba lloviznando (y la boda era en un hermoso jardín). Había indecisión para hacerla bajo cubierta, la novia por razones obvias no había entrado. Por teléfono se le preguntó su opinión y dijo que ya habíamos orado, dando instrucciones a los encargados de los arreglos que acomodaran la Jupá y todo lo que faltaba en el jardín, pero que se dieran prisa porque tenían que empezar a tiempo.

El milagro ocurrió y el Señor en ese momento detuvo la lluvia de manera total y la ceremonia se llevó a cabo en el jardín ―como se puede apreciar en las fotos―. Un gran milagro estaba consumándose, de hecho varios, pues el Señor respondió a todos nuestros ruegos: por las vidas de la gente de la costa, por las de las zonas donde transitó el huracán Patricia y por la boda de Joel y Myriam, que como se ve en las fotos estuvieron felices. Ellos honraron a D-os y D-os honró la fe de ellos.

Valga decir, para también honrar el Nombre de D-os, que los daños por el "huracán más grande de la historia" fueron mínimos, nada si se toma en cuenta la velocidad de los vientos y el enorme meteoro para el que ya no hubo clasificación pues rebasó la escala (el 5 resultó insuficiente). Milagro que el Señor corroboró al siguiente fin de semana, en el que una tormenta causó en la costa grandes daños e inundaciones ¡Una simple tormenta del temporal! Lo que permitió comparar y reconocer los milagros. Que los escépticos podrán negar pero que las evidencias les dan en la cara.

Así que entre milagros, con la bendición de D-os y con la compañía de sus familias y amigos que les amamos, Joel y Myriam unieron sus vidas ¡Mazel Tov!.

https://fbcdn-sphotos-a-a.akamaihd.net/hphotos-ak-xla1/v/t1.0-9/10258_10206797086383810_8229221568854153512_n.jpg?oh=f148cbac2d62483d01eaec55faaa7b44&oe=570F68A4&__gda__=1461275922_673c8ca87f27704039187c71b16ca45d